Ejército destruye 500 armas de “Rápido y Furioso” en Nuevo León

La destrucción de armas decomisadas en Nuevo León. Foto: Especial La destrucción de armas decomisadas en Nuevo León. Foto: Especial

MONTERREY, NL (apro).- Unas 500 armas que entraron al país como parte del fallido programa anticontrabando bélico denominado “Rápido y Furioso”, organizado por Estados Unidos, fueron decomisadas en estados del norte del país y destruidas por el Ejército Mexicano, informó hoy el gobierno de Nuevo León.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), dijo, aseguró y desintegró cinco mil 97 armas que ingresaron ilegalmente a México y que eran empleadas por grupos criminales en Nuevo León, Tamaulipas y San Luis Potosí.

De ese total, tres mil 500 fueron incautadas en territorio nuevoleonés y algunas tenían hasta 10 años almacenadas, mientras se desahogaban investigaciones en ilícitos en los que fueron usadas, reveló.

Aldo Fasci, vocero de seguridad en la entidad, confirmó que medio millar de las armas liberadas como parte de “Rápido y Furioso”, terminaron en manos de delincuentes que operaban en el norte de México y ayudaron a la comisión de ilícitos.

El gobernador Jaime Rodríguez Calderón se reunió hoy con los comandantes de la IV Región y Séptima zona Militares, generales Javier Cruz y Agustín Radilla, y acordaron reforzar la seguridad en la frontera norte para impedir que continúe el tráfico de armas procedente de Estados Unidos.

“Parte de la destrucción de la sociedad mexicana viene de la sociedad americana. De la tendencia de producir y producir armas de fuego que luego destruyen vidas. Y evidentemente nosotros tenemos que cerrar la frontera de México a la introducción de armas de fuego”, señaló El Bronco.

Durante un evento en la Explanada de los Héroes, en el que públicamente fue destruida una fracción del arsenal asegurado, el mandatario nuevoleonés llamó a los padres de familia, estudiantes y maestros a reconfigurar valores para crear mejores ciudadanos con valores más sólidos.

“Este día además de la destrucción de armas, debemos de construir y fortalecer nuestros valores y principios. Por eso convoco a todos los que están aquí, sobre todo a los maestros, que intensifiquen su trabajo a educar mejor a nuestros hijos”, expuso.

El general Cruz Rivas reconoció el trabajo de las autoridades de los tres órdenes de gobierno que contribuyeron al aseguramiento de estas armas que “fueron empleadas contra personas inocentes, armas que nunca más volverán a ser utilizadas para delinquir o lastimar a la sociedad”.

“Rápido y Furioso” fue un operativo que organizó el gobierno de Estados Unidos en el 2009 para entregar armas a los cárteles con el propósito de rastrearlas y determinar quiénes las utilizaban para propósitos criminales.

Sin embargo, la acción se salió de control y miles de pistolas y fusiles comercializados dejaron de ser rastreables y sirvieron para actos delictivos de sus poseedores tanto en México como en Estados Unidos.

 

Load More