Venta de flotilla aérea e inmuebles, en el plan de austeridad de Javier Corral

Javier Corral, gobernador de Chihuahua. Foto: Especial Javier Corral, gobernador de Chihuahua. Foto: Especial

CHIHUAHUA, Chih. El gobernador Javier Corral anunció esta tarde, un paquete de austeridad que incluye la venta de 6 de las 9 aeronaves (tres tienen prohibida su venta porque son incautadas), 500 vehículos oficiales y 13 terrenos de la ciudad de Chihuahua, que son propiedad del gobierno estatal.

Asimismo, se cancelan las líneas de teléfono celular, se prohíben las cuentas en restaurante, salvo contadas excepciones, gastos de representación y viajes internacionales, entre otros.

El secretario de Hacienda, Arturo Fuentes Vélez, dio a conocer que con las primeras medidas prevén ahorrar mil 700 millones de pesos, y la expectativa de ingresos por venta de activos es de 350 millones, lo que está sujeto a ofertas que se reciban durante las subastas.

Ante medios de comunicación locales, Corral dijo que esta es la hora crucial de México, pues “frente a la irritación social acumulada por el disimulo y el dispendio en el ejercicio del gasto público, el gobierno de Chihuahua hace un esfuerzo singular en medio de sus maltrechas finanzas públicas recuperando el espíritu de austeridad al que hace más de 150 años nos convocara el presidente Benito Juárez García”.

Frente a una deuda pública, prosiguió, “que supera los 55 mil millones de pesos, lo que nos convierte en la entidad con mayor deuda en relación con el PIB estatal, la segunda más alta del país en relación con su población, y la tercera más alta en términos absolutos, así como el déficit que se presenta en el Presupuesto de Egresos para el ejercicio fiscal 2017 y que será cubierto, entre otros recursos, con los ahorros en el gasto corriente que se pretenden obtener a través de una serie de medidas y ajustes que al efecto se implementarán”.

Es por ello, abundó, que se busca dar prioridad a la inversión a proyectos productivos, rescate del campo, apoyo a pequeños y medianos empresarios, fortalecimiento en las áreas de desarrollo social, salud, seguridad y educación, entre otros.

El acuerdo incluye puntos que son obligatorios para todas las dependencias y los responsables de aplicarlo son los titulares de cada una:

“La Secretaría de Hacienda dará seguimiento, en el ámbito financiero, presupuestal y contable, a la aplicación del presente acuerdo, por lo que en el supuesto caso de que se observen conductas que contravengan lo dispuesto en el presente instrumento, se procederá a dar vista a la Secretaría de la Función Pública, a efecto de que en apego a lo dispuesto en la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado de Chihuahua y demás disposiciones aplicables, actúe en consecuencia”.

Los gastos que se realicen por parte de las dependencias y entidades deberán estar contenidos en el Presupuesto de Egresos aprobado por el Congreso y ejercerse conforme al calendario establecido.

“Se instruye a la Secretaría de Hacienda a poner a la venta, mediante un programa de desincorporación de activos, los bienes muebles e inmuebles que se enlistan en los siguientes artículos de este acuerdo, con total transparencia y estricto apego a la legalidad y normatividad vigentes”.

Por ello se enviará al Congreso el acuerdo para pedir la autorización de la desincorporación para objeto de venta de la Casa de Gobierno y la oficina alterna del gobernador, ambos inmuebles ubicados en la avenida Zarco 2601 y 2603, colonia Zarco de esta ciudad, con una superficie de terreno de 5,833.92 mt2 y una superficie de construcción de 2,821.86 mt2.

Asimismo, el Congreso decidirá la autorización de la desincorporación para objeto de venta de 13 terrenos ubicados en la ciudad de Chihuahua.

El gobierno estatal también ordenó la venta de la flota aérea pública, con el propósito de obtener ingresos para hacer frente a la contingencia y el déficit presupuestal, así como eliminar los gastos de mantenimiento, seguros, operación y certificación de las distintas aeronaves.

Las autoridades estatales sólo se quedarán con el helicóptero Bell 206 matrícula XC-LA para necesidades indispensables de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Otras aeronaves no se pueden vender porque son incautadas y están a cargo del SAT.

“Para los traslados a las poblaciones serranas de la entidad y otros traslados que lo justifiquen, se llevará a cabo un programa de arrendamiento de aeronaves”, acotó.

A través del método de subasta pública, la Secretaría de Hacienda también ofrecerá en venta, a partir de la semana que entra, las siguientes aeronaves:

Un helicóptero Bell 429 modelo 2016 matrícula XC-LOP con capacidad para 6 pasajeros y 2 tripulantes.

Un avión Cessna Citation CJ3 modelo 2006 matrícula XC-GDC con capacidad para 7 pasajeros y 2 tripulantes.

Un helicóptero Bell 407modelo 2008 matrícula XC-CUU con capacidad para 6 pasajeros y un tripulante.

Un avión King Air 350 modelo 1997 matrícula XC-CHI con capacidad para 8 pasajeros y 2 tripulantes

Un avión Conquest 441 modelo 1981 matrícula XC-LJS con capacidad para 5 pasajeros y 2 tripulantes

Un avión Cessna T210 modelo 1980 matrícula XC-PAL con capacidad para 5 pasajeros y un tripulante.

Comentarios

Load More