Detecta diputado subejercicio de cinco mdp en NL; se pudo ocupar en prevención del delito, acusa

El diputado local Gabriel Tláloc Cantú. Foto: Especial El diputado local Gabriel Tláloc Cantú. Foto: Especial

MONTERREY, NL (apro).- Tras la tragedia en un colegio privado de esta capital, donde un alumno se suicidó de un balazo luego de disparar a su maestra y varios compañeros, el diputado local Gabriel Tláloc Cantú encontró un subejercicio de 5 millones de pesos, recursos que pudieron emplearse en programas que anticiparan conductas antisociales.

El legislador priista denunció, además, que los puestos en el área de la Subsecretaría de Prevención y Participación Social de la SSP fueron otorgados como “favores políticos”.

También precisó que la titular del área, María Elena Domínguez Servién, fue colocada ahí debido a que es hermana del gobernador panista de Querétaro, Francisco, de los mismos apellidos, político amigo del mandatario nuevoleonés Jaime Rodríguez Calderón.

Sobre el subejercicio, Cantú quien preside la Comisión de Seguridad en el Congreso local, consideró inexplicable que no se hayan empleado los recursos en su totalidad, pues el estado tiene numerosas carencias en esa área.

“Eso es sumamente delicado, porque gran parte de las peticiones que se hacen al Congreso es porque faltan recursos para el área de seguridad. Y ahora vemos que el gobierno del estado tuvo, globalmente, un subejercicio en esa área de hasta 25%”, explicó.

Los recursos que en la gestión de Domínguez Servién no se gastaron pudieron servir para crear programas en zonas vulnerables y en acciones como la operación para revisar mochilas, una actividad preventiva que la sociedad pide que se reactive, tras el incidente en el Colegio Americano del Noreste.

También dijo que el anterior subsecretario de Prevención y Atención Ciudadana, Alfredo Treviño, coordinaba la Operación Mochila en las escuelas de la entidad.

Sin embargo, tras ser sustituido por Domínguez Servién en la gestión de “El Bronco”, estas acciones se suspendieron por decisión del gobierno estatal y presiones de padres de familia, quienes consideraron que hurgar entre los libros y útiles escolares era violatorio de los derechos humanos de los estudiantes.

“Supongo que por no ser del equipo del general Cuauhtémoc Antúnez (titular de la SSP), entra esta dama. A partir de ahí se dejan de hacer los operativos de revisión de mochilas, por distintos factores. Pero ahora vemos que no hay una estrategia específica sobre el tema. Como se detecta en el subejercicio”, acusó el legislador.

También dijo que es lamentable que una oficina como la de la subsecretaría, donde se establecen políticas y programas que evitan las conductas antisociales, delictivas o violentas, sea encargada a una persona que llega al puesto por motivos políticos.

“No hay una coordinación con los municipios en esta materia. No se emplea el gasto eficientemente y no hay estrategia que sea por lo menos pública, pues nadie sabe lo que se hace en la Subcoordinación. Está la señora ahí por un compromiso político, como otras personas que también se colocaron, procedentes de otros estados”, dijo.

Luego señaló que además de Domínguez Servién, quien tiene un sueldo mensual de 81 mil pesos, se desempeña ahí una empleada, a la que identifica como Emma Laura Treviño, procedente de Saltillo, Coahuila, a quien dieron el puesto por compromiso político de “El Bronco”.

El miércoles 18, el niño Federico, estudiante de tercer año de segundaria del colegio privado ubicado al sur de Monterrey, hirió a balazos a tres compañeros y su maestra para enseguida suicidarse.

La profesora y dos de los chicos convalecen graves, con impactos de proyectil en el cráneo.

Luego del hecho, la sociedad demanda que se hagan revisiones a los alumnos aunque, “por lo que se ha visto, la encargada de Prevención y Participación privilegia más las actividades adentro de los centros penitenciarios, como el de Cadereyta, donde presume que los internos tienen una estancia placentera”, acusó Cantú.

“La subsecretaria presumía que los reos del penal estaban bien contentos por todas las dinámicas que les ponían. Lo que realmente se debe hacer es readaptarlos para la sociedad y no tenerlos en un hotel confortable. Le hice el comentario de que estaban ahí para que se les quitaran las ganas de volver. Parece que focalizamos mal el trabajo en prevención del delito, que debería estar en zonas vulnerables, en escuelas, en otros lugares, pero en los penales ya están los criminales, es ahí readaptación, no prevención”, señaló.

Load More