Confirma Nuevo León muerte de empresario y piloto; “El Bronco” expresa sus condolencias

MONTERREY NL (apro).- El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, lamentó hoy la muerte del empresario constructor Fernando Maiz Garza, y el piloto Macario Beltrán, luego de que fuera encontrado hoy accidentado el helicóptero en el que viajaban, al norte de la capital.

El Bronco confirmó en su cuenta de Facebook la noticia que se difundió este lunes por la mañana, cuando se reportó el hallazgo en el municipio de El Carmen, 30 kilómetros al norte de la capital, de los restos incinerados de la nave Robinson 44, matrícula XA-CSJ.

“Cuando un amigo se va deja su esencia y su pasión, sus ganas y su todo. Fernando, mi gran amigo y mi hermano, siempre atento, dispuesto a ayudar y servir, gran ciudadano, comprometido con su entorno y conocedor de lo que la ciudad necesitaba, estuvo conmigo siempre en mi dolor y dificultad. Ahí lo conocí. Hoy se fue a seguir su ruta con Dios nuestro señor”, escribió este mediodía el mandatario en un sentido mensaje.

Señaló que lo extrañarán su esposa Ada y sus hijos Zoraida, Jimena, Alejandro, Valentín, Victoria y Emiliano que le llamaban “tío Fernando”.

Las autoridades locales efectuaron el hallazgo del helicóptero ligero en una zona deshabitada, sin que se conozca, hasta ahora, la causa del accidente que cobró la vida de estas dos personas que a las 14:30 horas del sábado salieron del rancho Las Golondrinas, en el municipio de Bustamante, con destino a Monterrey.

Las autoridades dijeron que habían dejado de tener contacto con el piloto mientras sobrevolaban la Sierra de Villaldama.

Unos diez helicópteros habían reanudado este lunes la búsqueda de la nave Robinson 44, matrícula XA-CSJ, que fue reportada como desaparecida hasta el domingo por la tarde por el gobierno de Nuevo León, que refirió la posibilidad de que hubiera tenido que aterrizar de emergencia a causa de los fuertes ventarrones que se sintieron desde el sábado en la entidad.

De acuerdo con los primeros reportes de hoy, el aparato fue detectado a un costado de la carretera Monterrey-Colombia, hasta donde llegaron vía aérea, pilotos estatales y del Ejército Mexicano.

En el sitio del hallazgo había césped quemado, aún humeante y parte del fuselaje incinerado.

Fernando Maiz era un empresario cercano al gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

En su campaña a la gubernatura, le prestó a El Bronco una oficina para que emprendiera trabajos de proselitismo.

Posteriormente, el constructor le prestó a Rodríguez su avión para que viajara a Centroamérica, para participar en conferencia de liderazgo.

Pese a esta cercanía, el gobernador de Nuevo León dijo que Maiz no participaría, como proveedor, en los seis años que duraría su administración, para evitar conflicto de intereses.

Los dos se habían hecho amigos cuando en el 2009 Rodríguez dijo que su hijo Jaime Lizenco había desaparecido en la Sierra de Galeana. Maiz, sin conocerlo, le prestó un helicóptero para que efectuara un sobrevuelo en el lugar.

Fue el mismo Bronco quien encontró, desde el aire, el coche volcado y a su hijo fallecido.

Comentarios