Rodrigo Medina comparece por acusación de enriquecimiento ilícito

El exgobernador priista Rodrigo Medina. Foto: Miguel Ángel Carmona El exgobernador priista Rodrigo Medina. Foto: Miguel Ángel Carmona

MONTERREY, NL (apro).- El exgobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, acudió esta tarde a la oficina de la Subprocuraduría Estatal de Combate a la Corrupción para ser notificado del delito de incremento de patrimonio por el que será acusado en los próximos días.

Al salir de la dependencia, los reporteros le preguntaron por el monto de sus bienes, a lo que respondió: “Ay, no recuerdo”.

A las 12:56 horas –casi 30 minutos de retraso–, el exmandatario acudió ante la Fiscalía acompañado por su abogado y exprocurador estatal Javier Flores, “para dar la cara”, pues aseguró que no ha incurrido en ninguno de los delitos por los que es señalado.

“No sé de qué se trata, vamos a integrar la carpeta. Ha habido mucha especulación, comunicaciones toda la mañana. Esperamos que la autoridad sea imparcial y que actúe de manera correcta. Tenemos una suspensión otorgada por el juez de distrito que cuida nuestra libertad y esperamos que la autoridad la respete”, dijo al llegar a la cita.

En relación con el delito de incremento patrimonial, equivalente al de enriquecimiento ilícito –que tiene penalidad de entre dos y 14 años de prisión–, Medina de la Cruz afirmó que ha entregado los reportes a tiempo sobre sus posesiones y que en ninguna existe irregularidad.

“No (se incrementó). Mi patrimonio está perfectamente declarado. Año con año lo hacía como gobernador. Tenemos la plena tranquilidad de lo que contienen la declaraciones. Es correcto. Vamos a ver qué es lo que ellos manifiestan”, dijo el exmandatario.

Y aunque consideró que existe la posibilidad de ser detenido, quien fuera gobernador de Nuevo León en el sexenio 2009-2015 dijo que confía en la justicia del Estado.

Una hora después, al salir de la diligencia, Rodrigo Medina comentó que responderá por escrito la acusación, en espera de que le especifiquen cuáles son los bienes que, de acuerdo con la Fiscalía, se incrementaron en su patrimonio.

“No tengo ningún conocimiento sobre el contenido de la carpeta. En este momento se nos informa que se inicia una investigación. Se nos entrega una carpeta y se nos entregará copia de todo. Vamos a responder por escrito en el momento que lo pida la autoridad”, expuso.

Medina de la Cruz no quiso opinar si su juicio se ha politizado, aunque reconoció que el hecho ha despertado el interés de la ciudadanía. Sin embargo, afirmó que la gente cuando lo ve en el estado lo saluda sin ningún problema.

Asimismo, señaló que no se arrepiente de haber sido gobernador de Nuevo León. “Al contrario, ha sido un privilegio”. Agregó que vive en el estado y divide su tiempo entre Nuevo León y la Ciudad de México, donde trabaja como asesor.

Por su parte, el subprocurador Ernesto Canales Santos dijo que, debido a que la acusación aún se encuentra en etapa de investigación, previa a la audiencia de imputación, no se pueden revelar detalles sobre el monto de los bienes del anterior mandatario priista.

Agregó que el agente del Ministerio Público presentó al acusado preguntas concretas sobre su patrimonio y le dio un plazo no especificado de días para que entregara su respuesta.

En la integración de la carpeta pueden ser llamadas a comparecer otras personas de identidad no revelada, entre las que pueden estar algunos familiares de Medina.

En cuanto a los otros asuntos pendientes que tiene con la justicia estatal, el exgobernador Rodrigo Medina acudirá el próximo miércoles a un juzgado estatal a escuchar una segunda vinculación por los delitos de peculado y daño el erario, diligencia en la que la Fiscalía presentará nuevas pruebas para volver a incriminarlo, luego de que el año pasado un juez de control desechó la imputación.

El próximo jueves cerrará el proceso de investigación en su etapa de audiencia intermedia para presentar pruebas por la acusación de ejercicio indebido de funciones por el que se encuentra vinculado. Y es que, la autoridad detectó que el hoy exfuncionario entregó indebidamente estímulos fiscales hasta por tres mil 600 millones de pesos a la armadora coreana KIA cuando era mandatario.

Serán los abogados los que escuchen los alegatos en este caso, por lo que Medina puede ausentarse.

Comentarios

Load More