Alega Rodrigo Medina linchamiento mediático y pide voto de confianza

MONTERREY, NL. (proceso.com.mx).- El exgobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, quien es enjuiciado por tres casos de corrupción en la entidad, se quejó del linchamiento mediático del que, dice, ha sido objeto y pidió a la ciudadanía que le dé un voto de confianza,
para que pueda demostrar su inocencia.

En entrevista telefónica que dio, junto con su esposa Gretta Salinas, a Multimedios, este sábado por la mañana, reiteró que no ha incurrido en ningún delito, por lo que el jueves pasado no debió haber estado 18 horas en el Penal del topo Chico, antes de ser liberado con un amparo.

Consideró lamentable que en la sociedad sea aceptada como verdad una versión dudosa que se ha repetido una y otra vez, como es el señalamiento público de que realmente es responsable de los delitos de peculado, daño al erario y ejercicio indebido de funciones, por los que se encuentra actualmente vinculado a proceso.

“Aprovecho para decirle a la gente que no prejuzgue, que no seamos así como sociedad. Que hasta en tanto la autoridad judicial competente no declare que soy culpable de un delito, no hemos cometido una anomalía. Fui enviado al Penal del Topo Chico de manera injusta, me atropellaron mis derechos y un juez de control violó la suspensión”.

“Qué lamentable que haya esos perjuicios que comentas, debemos ser más objetivos y tener un juicio más equilibrado. Y decirle a la gente que he estado ahí, que he estado acudiendo, he tenido una defensa correcta, no he sido declarado culpable. ¿Por qué lincharlo públicamente?, ¿por qué decir?: ‘Sí es culpable’. ¿Por qué está de moda la corrupción? ¿O por qué está de moda decir que tal o cuál político es corrupto?”, se quejó el mandatario de Nuevo León en el sexenio 2009-2015.

Sobre la fotografía de su registro administrativo en el penal, que lo muestra vestido en uniforme naranja, consideró que se trató de un plan perverso para poder captarlo en la indumentaria carcelaria, para luego difundir, premeditadamente, la gráfica en redes sociales.

El juez federal ya ordenó destruir la foto, aunque él demandará a quien incurrió en la “bajeza” de hacerla circular públicamente, Medina de la Cruz una persona que, aseguró, ya “más o menos” tiene identificada.
“Lo hacen para tener, no sé, alguna especie de trofeo momentáneo, que les duró muy poco”, dijo en la conversación que sostuvo con el medio.

Tras afirmar que existen sectores de la población que lo respalda y le ha expresado su solidaridad, pidió que la ciudadanía escuche su versión de los hechos.

“Que escuchen mi parte y que digan: Oiga, a lo mejor se le están excediendo al exgobernador, y a lo mejor también están afectando sus derechos, ¿por qué no se dice eso? Oiga, si el señor ha acudido a todas las citas y se ha presentado, por qué no darle un voto de confianza y si lo enfrenta es porque tiene la tranquilidad”, dijo, hablando de sí mismo.

Por su parte, Gretta Salinas dijo, al mismo medio, que no acudió al citatorio del viernes ante la Subprocuraduría Anticorrupción de Nuevo León, porque no recibió un citatorio formal.

La Fiscalía esperaba que la cónyuge de Medina acudiera para que responda por la investigación que se le sigue al marido por enriquecimiento inexplicable, ya que es de dominio público que le regaló a ella una casa en el exclusivo sector de las Misiones, en el municipio de Santiago, con valor de 20 millones de pesos.

Salinas dijo que cumplirá con el citatorio cuando se le entregue la respectiva notificación formal, pues no ha incurrido en ninguna ilegalidad.

“Yo no tengo nada qué esconder. Yo empecé a trabajar desde los 16 años, tuve un negocio propio 15 años y yo creo que todo está perfectamente como debe estar, como todo, y siempre lo he hecho”, explicó.

Comentarios