Sedesol presume disminución de las carencias sociales y la pobreza en el país

Luis Enrique Miranda Nava, titular de la Sedesol. Foto: Miguel Dimayuga Luis Enrique Miranda Nava, titular de la Sedesol. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las carencias sociales y la pobreza disminuyeron en todas las entidades del país al focalizarse la aplicación de los recursos del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social.

Así lo aseguró la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en su Informe anual sobre la situación de pobreza y rezago social de las entidades, municipios y demarcaciones territoriales para el ejercicio fiscal 2017, publicado en el Diario Oficial de la Federación.

De acuerdo con la dependencia, el objetivo del informe –elaborado con base en datos disponibles del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social– es orientar las obras y acciones que se realicen con los recursos del Fondo en sus rubros municipal y de las demarcaciones territoriales de la Ciudad de México, así como para las entidades.

Dicho estudio, apuntó, servirá como base para el seguimiento trimestral que deberá reportarse a la delegación de la Sedesol en la entidad correspondiente, así como a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Según el documento, se han registrado mayores inversiones en la reducción de las carencias sociales en el país, como en la región sur, donde el año pasado fue de 67%; en la centro, con 70%, y en la norte, con 68%.

Además, expone, han disminuido las carencias sociales asociadas al rezago educativo, el acceso a los servicios de salud, la calidad y espacios de la vivienda y a los servicios básicos en la vivienda.

Cita como ejemplo que en Chiapas, entre los estados con mayores rezagos, la carencia de acceso a la salud pasó de 81.6% en 2013 a 17.1% en 2015, mientras que en Guerrero bajó de 79.3% a 14.9%, y en Oaxaca, de 77.1% a 17%.

El Índice de Tendencia Laboral de la Pobreza, añade, registró un descenso de 4.95% en el periodo 2014-2016, lo cual indica que un mayor porcentaje de personas pueden adquirir sus alimentos con su ingreso, lo cual se debe a la recuperación del poder adquisitivo.

No obstante, en los últimos dos años el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto abandonó a la población más vulnerable del país, al privar de 9 mil 292 millones de pesos a diferentes programas administrados por la Sedesol.

Según información difundida por la revista Proceso en su edición 2097, con fecha 8 de enero, ese recorte presupuestal, equivalente a 8.6% de las partidas de la Sedesol destinadas a los subsidios, contradice el mensaje que Peña Nieto dirigió a la nación el pasado jueves 5, tras varios días de protestas y saqueos por el gasolinazo en varias entidades: argumentó que mantener los precios subsidiados de las gasolinas hubiera obligado a que su administración recortara los programas sociales.

Concretamente, Peña Nieto sostuvo que “mantener un precio artificial de la gasolina” equivaldría a “suspender tres años el Seguro Popular, que cuida la salud de más de 50 millones de mexicanos”. Sin embargo, no mencionó que para 2017 su administración recortó 5 mil 454 millones de pesos del presupuesto de ese programa, es decir, 9.1%.

De acuerdo con un análisis de los presupuestos de egresos de la federación de los últimos tres años, realizado por Proceso, todos los subsidios a los programas sociales de la Sedesol sufrieron recortes este año, con excepción de los destinados a las tiendas Diconsa, al programa de abastecimiento de leche Liconsa y al Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías, que nominalmente conservaron sus presupuestos idénticos a los de 2016.

En contraparte, en dos años la Sedesol perdió mil millones de pesos para sus gastos de operación, por lo que sólo dispondrá de 2 mil 887 millones de pesos: 15% menos que en 2016.

Comentarios

Load More