Indagatorias y detenidos en varios países por sobornos, pero en México no se toca a Odebrecht

El empresario brasileño Marcelo Odebrecht y Enrique Peña Nieto. Foto: Presidencia El empresario brasileño Marcelo Odebrecht y Enrique Peña Nieto. Foto: Presidencia

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La constructora brasileña, Norberto Odebrecht, que enfrenta un escándalo internacional por sobornos para conseguir contratos de obra pública, en México permanece intocada, lo mismo que los servidores públicos que le habrían facilitado contratos en Pemex.

La coordinación de Comunicación Social de la Secretaría de la Función Pública (SFP) confirmó a Apro que el asunto Odebrecht sigue en fase de “análisis y recopilación de información”. En resumen, no hay avances.

En tanto, los gobiernos de Estados Unidos y Ecuador acordaron hoy la creación de un grupo de investigación binacional para continuar indagando los alcances de la corrupción de la empresa.

En diciembre pasado, el Departamento de Justicia estadunidense informó que Odebrecht había llegado a un acuerdo con la fiscalía y aceptó una sanción superior a los 3 mil 500 millones de dólares. Lo mismo ocurrió en Perú, donde los representantes de la empresa llegaron a un arreglo con el ministerio público, admitiendo haber pagado sobornos en ese país entre 2004 y 2015.

La acción se suma a los diferentes casos investigados en otros países, a partir de que una operación de la fiscalía brasileña, llamada Lava Jato (lava auto, pues en este tipo de negocios se descubrió una red de blanqueo de dinero y fue el punto de partida para una enorme investigación), cimbró la política brasileña al descubrir la corrupción de la petrolera paraestatal Petrobras.

La investigación mostró las operaciones de Marcelo Odebrecht –nieto del fundador y actual presidente del consorcio—que está preso desde 2015. La indagatoria afectaba a importantes personalidades del Partido de los Trabajadores, cercanos al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, y de la propia Dilma Rousseff, la presidenta de Brasil que al intentar frenar la investigación quedó expuesta, dado que se presume recibió financiamiento de la misma empresa, lo que finalmente, precipitó su destitución el año pasado.

El escándalo brasileño pronto se extendió y al menos en 12 países hay evidencia de sobornos de Odebrecht, entre éstos, México.

A mediados de diciembre pasado, una investigación estadunidense consiguió que la empresa se declarara culpable de sobornar funcionarios públicos en Brasil, Suiza y los Estados Unidos por lo que se le fijó una multa de 2 mil 600 millones de dólares, mientras que a su subsidiaria Braskem, se le fijaron 957 millones de dólares.

Braskem es la subsidiaria de Odebrecht que en años recientes ha obtenido contratos en México y, de hecho, durante la investigación del caso, surgió información sobre el pago de sobornos a funcionarios de Pemex aunque hasta ahora sus nombres no se han revelado.

En diciembre de 2015, la edición impresa del semanario Proceso (edición 2040), publicó un reportaje sobre los contratos obtenidos por Odebrecht, así como de las investigaciones que se habían realizado en otros países, pero no en México.

De hecho, cuando Marcelo Odebrecht fue detenido y encarcelado, fue en el mismo período en que su empresa consiguió en México contratos que rondan los 15 mil millones de dólares. A diferencia de Perú, Ecuador, Panamá, Portugal, Italia, Suiza y Estados Unidos, en la mayoría con detenidos e investigaciones ya muy avanzadas, el gobierno de Enrique Peña Nieto siguió negociando y asignándole contratos.

En la mencionada edición de Proceso, también se recordaba:

“Marcelo Odebrecht visitó México y fue recibido en la Residencia Oficial de Los Pinos. El 1 de octubre de 2013, tras una reunión privada con el presidente Enrique Peña Nieto, la Presidencia de la República emitió un comunicado anunciando que la gigantesca compañía sudamericana invertiría 8 mil 100 millones de dólares (134 mil 907 millones de pesos) en el país durante los siguientes cinco años, es decir, en el resto de la administración peñanietista”.

Load More