Policías frenan toma de Congreso en Sonora y en Chihuahua toman casetas durante jornada anti gasolinazo

Toma de caseta de Sacramento, en Sonora. Foto: Patricia Mayorga Toma de caseta de Sacramento, en Sonora. Foto: Patricia Mayorga

HERMOSILLO, Son. (proceso.com.mx).- Elementos de las policías preventivas e investigadoras (PESP y PEI), vestidos de civiles, impidieron que el movimiento “No al gasolinazo en Sonora” tomara las instalaciones de manera indefinida el Congreso local.

En la marcha, que participaron más de 15 mil personas, los inconformes otorgaron un extenso pliego petitorio a los congresistas locales.

Después tenían programado la toma del Congreso sonorense hasta que los diputados locales atendieran cada una de las peticiones.

Sin embargo, unos dos centenares de policías estatales, vestidos de civiles, se apostaron sobre la puerta principal del recinto legislativo, otros se dispersaron entre la gente y unos más se escondieron en el interior del inmueble en caso de que el contingente venciera la seguridad.

La manifestación inició en punto de las 11:00 horas con un marcha que partió en la plaza Emiliana de Zubeldía, frente a la fachada de la Universidad de Sonora; se dirigió al Centro Histórico de Hermosillo y concluyó en el Palacio Legislativo.

Según la logística del movimiento, se tenía planeado un encuentro con los legisladores locales, pero estos últimos ordenaron montar un fastuoso escenario del que no aceptaron a bajar para propiciar el diálogo pactado.

Luego de minutos de tensión y de consignas, la presidenta del congreso local, Brenda Jaime, dio lectura a una estudiada respuesta que, apenas leía, cuando la manifestante Patricia Duarte le arrebató el micrófono.

“Aquí está el pueblo y ellos están aquí para escucharnos, no para que vengamos a escuchar sus discursos”, reclamó Duarte, en un acto que le valió cientos de aplausos de parte de los manifestantes.

El extenso pliego petitorio exige: la renuncia del presidente Enrique Peña; reversa al gasolinazo, y eliminar las diputaciones federales y senadurías plurinominales.

Exhortar al Congreso de la Unión para eliminar el impuesto IEPS; abrogar la Ley de Ingresos que avala el incremento del 35% en el servicio de agua potable en Hermosillo, y dar marcha atrás la concesión del alumbrado público en esta capital.

Finalmente, ofrecer una respuesta a éstas y otras peticiones en las próximas 24 horas.

Toma de casetas y arman cabalgata en Chihuahua

En el marco de la celebración por la promulgación de la Constitución, los chihuahuenses tomaron de nuevo las casetas de peaje de Sacramento, en el municipio de Chihuahua y Villa Ahumada, mientras que en Camargo y Saucillo realizaron una cabalgata contra el gasolinazo.

A pesar de la advertencia de las autoridades estatales con detener a quien libere casetas, como ha sucedido con más de 40 personas en el estado, los ciudadanos que han mantenido la manifestación contra el alza de gasolina, demostraron la determinación para continuar el reclamo de manera pacífica.

En la caseta de Sacramento, agentes conminaron a los protestantes a irse ya que podrían usar las fuerza pública, pero les respondieron que el acuerdo fue estar únicamente hasta las 12 horas. A mediodía, cantaron el himno nacional y se retiraron. 

Este grupo de ciudadanos, un día antes exigió la liberación de una mujer que fue detenida tras cargar gasolina y negarse a pagar lo correspondiente al Impuesto Especial de Productos y Servicios (IEPS). 

Mirna Villalba fue detenida por agentes municipales la tarde del viernes en la estación de servicios G500, de la avenida de las Industrias y Dostoyevski.

La mujer fue trasladada a la Comandancia Norte y luego puesta a disposición del Ministerio Público en la Fiscalía Zona Centro.
 
La detenida quedó libre después, mientras que su esposo, Sergio Román, había dado a conocer Villalba se declararía presa política.

(Con información de Patricia Mayorga)

Comentarios

Load More