Emilio Álvarez Icaza denuncia allanamiento de sus oficinas (Video)

El exsecretario ejecutivo de la CIDH, Emilio Álvarez Icaza. Foto: Miguel Dimayuga El exsecretario ejecutivo de la CIDH, Emilio Álvarez Icaza. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El exsecretario de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Emilio Álvarez Icaza, denunció que sus oficinas fueron allanadas ayer.

El exombudsman de la Ciudad de México consideró el hecho como un acto intimidatorio contra los defensores de derechos humanos y las voces críticas al gobierno.

Las puertas de la oficina ubicada en San Pedro de Los Pinos, donde opera el Centro de Nacional de Comunicación Social (Cencos), fueron forzadas y uno de los cajones del archivero violado, pero al parecer no se llevaron nada.

“Desatornillaron la puerta principal, la quitaron y forzaron la puerta de mi oficina. Ya levanté la denuncia ante la Procuraduría General de Justicia capitalina, que ya envió a los peritos. Lo extraño es que no entraron a las otras oficinas que están a un lado y que tienen equipo de cómputo y grabadoras, sólo entraron a la mía”, señaló Álvarez Icaza en entrevista con Apro.

Destacó que apenas ayer el Cencos difundió un mensaje a favor de la marcha contra la corrupción convocada para el próximo domingo 12 –distinta a la que han llamado otras organizaciones (“Vibra México”) para manifestar su rechazo al mandatario estadunidense Donald Trump– para pedirle al gobierno de Enrique Peña Nieto que termine con ese flagelo, pare los gasolinazos y haga justicia en el caso Ayotzinapa, o que renuncie.

“Hoy publiqué un artículo donde digo que la democracia en México está muerta de facto. Y ahora mismo mis oficinas fueron allanadas. Esto, más allá de ser un acto ilegal, es una amenaza contra los defensores de derechos humanos y para quienes somos críticos del gobierno”, señaló Álvarez Icaza.

No es un hecho aislado, sino que forma parte de una práctica usual que se ha registrado últimamente en contra de activistas y defensores de los derechos humanos, subrayó.

“Puede entenderse como un mensaje de intimidación a las voces críticas al gobierno. Es un mensaje claro, pero ni nos pararán, ni nos callarán. Iré a la marcha para manifestarme, para reclamar, exigir y señalar que ya no sigan los actos de corrupción en el gobierno”, insistió el exsecretario ejecutivo de la CIDH.

La marcha referida está convocada por 60 organizaciones civiles y partirá del Auditorio Nacional al Ángel de la Independencia. Se realizará de manera paralela a la otra movilización denominada “Vibra por México”, convocada para el mismo día y hora por María Elena Morera, Héctor Aguilar Camín y Enrique Krauze, entre otros, para apoyar al gobierno y acciones de Enrique Peña Nieto ante los embates de Donald Trump.

Comentarios

Load More