Ríos Piter renuncia al PRD para encabezar el “Movimiento Jaguar”

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El senador guerrerense Armando Ríos Piter anunció hoy su renuncia a la bancada del PRD en el Senado, e informó que encabezará el “Movimiento Jaguar”.

De acuerdo con el legislador, dicho movimiento es ajeno a cualquier fuerza política y descansará en “tres pilares”: gasto mínimo de dinero para que los partidos promuevan “campañas con costo mínimo”; “espíritu colectivo”, porque –subrayó– “no nos interesan los demagogos, ni los líderes mesiánicos”, y “acción disruptiva”, que consistirá en “aspirar a lo imposible, a lo no previsto”.

Con la renuncia de Ríos Piter al PRD, uno de los más cercanos al coordinador Miguel Barbosa, suman ocho los senadores que han abandonado la bancada, originalmente conformada por 22 legisladores.

De los ocho que han renunciado, tres anunciaron su incorporación a Morena (Mario Delgado, Rabindranath Salazar y recientemente el chiapaneco Zoé Robledo), uno se fue al PRI (Sofío Ramírez), uno más al PT (Benjamín Robles, excandidato a la gubernatura en Oaxaca), otra subió como suplente de Alejandra Barrales y se declaró independiente (Martha Tagle). Los otros dos independientes son: Alejandro Encinas, exjefe de Gobierno capitalino y excandidato a gobernador del Estado de México, y ahora Ríos Piter.

En su texto, el guerrerense afirmó que su renuncia no es “sólo a un partido” sino a “todo un sistema que ya sólo produce ruido y confrontación”, que “no ha facilitado el progreso, no ha resuelto sus problemas más sentidos y no ha dibujado un destino esperanzador para sus hijos”.

Ríos Piter presumió que su renuncia a la candidatura al gobierno de Guerrero fue porque “nos negamos a pactar contra la corrupción”, y decidió no competir por la dirigencia nacional del PRD porque –añadió– “me negué a ser parte de una simulación”.

Votó a favor del gasolinazo y la reforma fiscal

En su texto de renuncia, y también en rueda de prensa, Ríos Piter no criticó ninguna de las reformas estructurales que se votaron en el Senado, incluidas las polémicas reformas energética y fiscal que él mismo defendió en tribuna. El experredista votó a favor de homologar el IVA en la frontera, incrementar mensualmente el costo de las gasolinas y aumentar a 35% el Impuesto sobre la Renta (ISR).

El 26 de octubre del año pasado, el voto de Ríos Piter fue indispensable para conseguir los 83 sufragios necesarios para aprobar la Ley de Ingresos que contempló el incremento de las gasolinas a partir del 1 de enero de este año.

Votó junto con 41 legisladores del PRI, 22 del PAN, diez del PRD, seis del PVEM y un independiente. En contra de esa polémica ley votaron seis del PAN, tres del PRD y cuatro del PT.

Una de las ausencias más polémicas de Ríos Piter fue durante el debate y la aprobación de Eduardo Medina Mora como ministro de la Suprema Corte de Justicia. Cuatro ausencias de la izquierda fueron claves para que Medina Mora obtuviera la mayoría calificada necesaria el 10 de marzo de 2015.

Entre esas ausencias estuvo la de Ríos Piter, Mario Delgado, Rabrindanath Salazar y Luz María Berinstáin.
El ahora experredista no obtuvo la votación necesaria para ser integrante de la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México, como parte de la bancada del PRD. Los senadores que se integraron a esta asamblea fueron Dolores Padierna y Alejandro Encinas.

Comentarios