Corte Suprema de EU analiza caso de menor mexicano asesinado por agente fronterizo

WASHINGTON (apro).- La Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos abordó este martes el caso del adolescente mexicano Sergio Hernández, asesinado por un agente de la Patrulla Fronteriza estadunidense en territorio de Ciudad Juárez, Chihuahua.

El máximo tribunal judicial de este país llevó a audiencia el caso para determinar si la familia del menor victimado tiene derechos constitucionales para obtener una compensación económica y demandar judicialmente al agente que le quitó la vida.

Sergio Hernández, de 15 años, fue asesinado el 7 de junio de 2010 por el agente Jesús Mesa, bajo el argumento de que el menor estaba aventando piedras a los agentes federales migratorios.

El incidente fue videograbado y muestra a Hernández del lado del territorio mexicano, sobre uno de los canales del río Bravo que dividen a Ciudad Juárez, Chihuahua, de El Paso, Texas. De pronto, el menor recibe el impacto de bala del arma del agente federal estadunidense.

La defensa del uniformado –que no ha sido acusado de homicidio–, argumenta el derecho a la inmunidad porque asegura que no violó ningún derecho constitucional al estar cumpliendo la ley desde el territorio mexicano.

Los magistrados de la Corte Suprema analizan el caso desde el punto de vista constitucional, con base en que la respuesta de Mesa al ataque de Hernández ocurrió en un área transfronteriza bajo la jurisdicción de Estados Unidos.

El argumento jurídico para la defensa de Jesús Mesa consiste en que la respuesta con fuerza letal al ataque se dio en un territorio del cual el gobierno estadunidense cubre su mantenimiento y vigilancia.

La defensa del menor mexicano sostiene que la acción fue contra un ciudadano mexicano desarmado. Además, en la audiencia ante la Corte expuso que Hernández y un grupo de amigos jugaban en el canal a brincar del lado mexicano al de Estados Unidos.

Entonces, agregó, Mesa, quien patrullaba en bicicleta en la zona limítrofe, al ver a los niños se acercó a ellos para alejarlos del territorio estadunidense.

Los abogados de Mesa agregaron que cuando los niños vieron a su defendido, salieron corriendo al territorio mexicano y desde ahí comenzaron a lanzar piedras al agente de la Patrulla Fronteriza, entonces éste se defendió con su arma de fuego. Tras ser alcanzado por una bala, Sergio cayó herido de muerte sin recibir asistencia de los agentes de la Patrulla Fronteriza.

Por ello, los padres de Hernández buscan obtener una compensación económica y acusar judicialmente de homicidio a Jesús Mesa. La Corte Suprema tiene la última palabra en el caso. El fallo final podría darse a conocer en junio próximo.

Comentarios