Prevalecen las adjudicaciones directas de contratos en el gobierno de Javier Corral

CHIHUAHUA, Chih. (apro).- El gobernador Javier Corral Jurado se comprometió a licitar la mayor parte de las compras de servicios y productos en su administración, luego de que el gobierno anterior adjudicó de manera directa más del 70% de las compras en todas las áreas.

Contrario a esa disposición, el área de Mercadotecnia que pertenece a Comunicación Social ha otorgado compras de manera directa a empresas contratadas para imagen y publicidad.

La Secretaría de la Función Pública realiza una auditoría que comenzó por una de las adjudicaciones y se extendió a otros contratos, de acuerdo con personal de la dependencia.

Hay empresas a las que se les han otorgado adjudicaciones directas para elaborar carteleras, playeras, o realizar un plan de medios, videos o instalar módulos tecnología BTL.

Uno de los contratos más grandes, de hasta tres millones de pesos, fue otorgado a la empresa Molri Internacional S de RL de CV, que pertenece al cuñado y la hermana del síndico municipal, Miguel Riggs Baeza, quien se encargó de coordinar las carreras deportivas de Corral como gobernador electo y al inicio de su gestión.

La empresa fue creada el 6 de julio pasado, posterior al triunfo de Javier Corral, a nombre de Carolina Riggs Baeza y de su esposo Manuel Molina.

El síndico explicó ante medios de comunicación locales, que sus hermanos tienen más de 15 años con empresas de elaboración de anuncios espectaculares y otro tipo de impresiones, pero al iniciar el año decidieron disolver la sociedad y el 6 de julio, su hermana creó la nueva empresa con su esposo.

La empresa fue contratada por la jefa del departamento de Publicidad e Imagen Gubernamental, Norma Adriana Siqueiros Baca, y en su momento, el coordinador de Comunicación Social, Jesús Antonio Pinedo Cornejo, de quien depende la funcionaria, explicó que contrataron esa empresa por invitación a cuatro participantes, y esa ofreció el mejor precio, de 45 pesos el metro.

Las facturas indican que el costo es de 106 pesos, por la instalación y desinstalación de los anuncios.

El contrato 641-2016 fue otorgado en el trimestre de octubre a diciembre del año pasado, por la cantidad de 251 mil 459 y otro más adjudicado a esa misma empresa, en el mismo periodo, el SH-LR-AD-008/2016, es por tres millones de pesos. De acuerdo con el portal de transparencia de la dependencia, pagaron el total del primero y sólo han liquidado un millón 668 mil 930 pesos.

Esa misma empresa fue contratada por el área de Mercadotecnia, para elaborar carteleras publicitarias para la Secretaría de Desarrollo Social, por más de 869 mil peso, según la solicitud de Infomex proporcionada a través de la “dirección de Mercadotecnia e Imagen Institucional”, presentada por un ciudadano.

En respuesta a la solicitud de transparencia, el área de Siquerios aseguró que contrataron 181 carteleras por un importe de 536 mil 818 pesos; 91 por 141 mil 191, y 20 por 59 mil 34 pesos e indica que estas últimas corrieron a cargo de la Secretaría de Desarrollo Social, dependencia que aclaró que ellos no decidieron a qué empresa contratar ni la modalidad del contrato.

Al iniciar este mes, el mismo departamento, contrató a la agencia Ninjato, para difundir por tecnología BTL los logros de los primeros 100 días del gobierno estatal y un proyecto del DIF estatal llamado “Héroes Anónimos”.

La empresa fue creada también recientemente, por Óscar Toledo, el pasado 21 de junio. El director de esa agencia, que según la funcionaria antes era Zpot Media, llevó la campaña de candidatos priistas como experto en redes pero posteriormente constituyó la nueva agencia como experto en tecnología BTL.

Adriana Siqueiros contrató seis cabinas de tecnología BTL con un costo de 40 mil pesos cada una, la mitad de la campaña estarían en Juárez y la otra en Chihuahua, pero el coordinador de Comunicación Social, la canceló porque no coincidía el precio que les ofrecieron con el que les querían cobrar, por 600 mil pesos.

Empresas beneficiadas

Siqueiros dio a conocer en entrevista, que ese departamento adjudicó de manera directa ese servicio a la empresa Ninjato, con domicilio fiscal en esta ciudad, porque es la única que se especializa en ese tipo de productos.

De acuerdo con el coordinador de Comunicación Social, Jesús Antonio Pinedo Cornejo, el servicio fue suspendido porque no respetaron el precio original.

La factura no fue aceptada por Pinedo porque no respetaron el precio, ya que solo habían incluido la cabina pero le sumaron las edecanes, audífonos y otros insumos, por lo que dieron por concluido el servicio.

Adriana Siqueiros confirmó primero que contrataron seis cabinas con costos de entre 400 y 500 mil pesos, pero más tarde informó que la última factura que le habían llevado es de 311 mil 880 pesos.

La funcionaria dio a conocer que ya habían concluido la campaña y una de sus colaboradoras, Paola Ponce, informó previamente, que la contratación de la empresa estuvo a cargo del DIF estatal y de administración de Comunicación Social respectivamente.

Esa versión fue desmentida por el DIF estatal, ya que esta dependencia sólo recibió la propuesta de incluir en el servicio ya contratado. Fue Mercadotecnia o Publicidad e Imagen Gubernamental, el departamento que decidió el servicio y el prestador.

“Fue todo un proyecto en conjunto. No hubo procedimiento de licitación por la naturaleza del servicio, es muy difícil poder licitar cabina y luego una edecán, y luego el almacenamiento”, agregó Siqueiros.

La jefa de ese departamento informó que el gobierno estatal tiene más de 150 campañas al año y en este caso, optó por la contratación de tecnología BTL.

Previamente, Siqueiros contrató a Man Ray, que está a cargo de Alberto Moreno (hijo del exadministrativo de comunicación social del sexenio antepasado, Alberto Moreno), empresa a la que le pagaron por realizar spots, con un costo de entre tres y siete mil pesos, informó ella misma.

De esa misma empresa aparece como representante Adrián Gonzalo Ramírez Velarde, socio de Alberto Moreno, quienes también trabajaron en campañas priistas del proceso electoral pasado. En el portal de transparencia no aparecen datos de dicha empresa.

Asimismo, Adriana Siqueiros confirmó que contrataron a la empresa Planing Solutions SC, para hacer plan de medios. “Aún no asumíamos el gobierno”, indicó al preguntarle si ese trabajo no lo podía hacer la misma dependencia.

Según el portal de transparencia, a Planing Solutions, de la empresaria Karina Letayf, le pagaron por la factura 161326, un total de 192 millones 674 mil pesos, y otra cantidad igual por la factura 161327.

Todo de azul

Adriana Siqueiros ha sido presentada como directora del área de Mercadotecnia de Comunicación Social, pero ella misma indicó que ese puesto aún no está aprobado y por lo tanto continúa siendo jefa del área.

En ese sentido, como encargada de la imagen gubernamental, confirmó que su departamento propuso los colores para pintar las casetas de peaje y edificios gubernamentales, situación que desconoce la coordinación de Comunicación Social.

En la sociedad chihuahuense y principalmente en redes sociales, ha generado inconformidad que al iniciar esta administración estatal, han pintado de azul edificios públicos, casetas de peaje y hasta letras de la palabra Chihuahua que se encuentra en el centro histórico, por el dispendio que hacen las autoridades cada vez que asumen el poder.

“Nosotros lo único que hacemos es un manual de imagen institucional y se los damos a todas las dependencias (…) nosotros decidimos la pintura, para evitar la diferencia de costos. Había pinturas diferentes, ahora elegimos tres pinturas: gris, un blanco y el azul”, agregó.

Trabajadores del C4 de la Fiscalía General del Estado, dieron a conocer que hubo problemas con el área de Mercadotecnia porque al pintar las casetas de peaje de azul, también pintaron el número 911 y de acuerdo con el protocolo nacional no pueden pintarlo de otro color que no sea el institucional en negro y rojo.

Auditorías

Las adjudicaciones directas también han ocasionado malestar entre la ciudadanía, por lo que la Secretaría de la Función Pública inició una auditoría enfocada primero, a la empresa Morli porque hubo denuncias públicas.

En esa secretaría labora el papá de la funcionaria, Manuel Siqueiros, quien cuenta con una trayectoria prestigiada y limpia, pero generó inquietud porque según trascendió, la auditoría cayó en la oficina de él, lo que podría generar otro presunto conflicto de intereses.

Comentarios