Exigen a PGR justicia para víctimas de experimento del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Yolanda Guerrero Caballero denunció que a ella y a otros 500 pacientes, el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía (INNN) les colocó, sin su consentimiento, un implante que carecía de autorización para emplearse en humanos, de acuerdo con un informe de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed).

En un comunicado, la organización Centro de Comunicación Social (Cencos) precisó que los daños ocasionados por el implante son irreversibles, ya que prácticamente se encuentra encarnado en el cerebro, lo que ha generado a los pacientes la imposibilidad de realizar sus actividades diarias debido a fuertes dolores de cabeza, inestabilidad en el cuerpo y deficiencia para conciliar el sueño.

El implante fue diseñado por el doctor Julio Sotelo Morales, quien fungía como presidente del Consejo Técnico del INNN.

Guerrero, acompañada de la Red Solidaria Década Contra la Impunidad, señaló que la Procuraduría General de la República (PGR) no ha actuado ante las denuncias impuestas por las víctimas, a pesar de que la Conamed y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) han indicado un mal manejo por parte del INNN.

De igual manera, reprochó que desde hace diez años no tienen acceso a la justicia, violentándose los derechos humanos de todos los pacientes que fueron sometidos al experimento.

Comentarios