Secretaria de Cultura presenta proyecto de trabajo 2017-2018

María Cristina García Cepeda, titular de la Secretaría de Cultura. Foto: Octavio Gómez María Cristina García Cepeda, titular de la Secretaría de Cultura. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La secretaria de Cultura, María Cristina García Cepeda, presentó hoy las líneas generales de su proyecto de trabajo para los años 2017-2018, cuyo propósito central será “ampliar los beneficios del arte y la cultura con diversidad, inclusión y pluralidad, a fin de contribuir al desarrollo integral del país”.

Acompañada de los subsecretarios Jorge Gutiérrez Vázquez, de Diversidad Cultural y Fomento a la Lectura, y Saúl Juárez Vega, de Desarrollo Cultural, al dar comienzo a su rueda de prensa García Cepeda afirmó que la decisión de Enrique Peña Nieto de transformar al antiguo Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) en Secretaría de Cultura (SC), fue “acertada” pues colocó a la cultura “en el nivel que requiere”.

Sin embargo, cuando al final de su presentación la prensa le preguntó en qué puede diferenciarse la Secretaría del desaparecido Consejo, si no logró un mayor presupuesto y los programas y actividades son esencialmente los mismos, la funcionaria destacó sobre todo la posibilidad de un trabajo “transversal” con otras secretarías de Estado, sin tener que depender de los recursos o proyectos de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Respecto al presupuesto –que bajó de 15 mil 200 millones de pesos en 2016, a 12 mil 500 para 2017, esto es un 18.5% menos (cuando uno de los argumentos para crear la SC fue que podría negociar su propio presupuesto ante la Cámara de Diputados sin la intermediación de la SEP, lo cual le permitiría obtener mayores recursos)–, García Cepeda dijo que no le concierne a su dependencia ampliarlo.

Pero “hay que estar conscientes de la realidad del país”, dijo. Para ella, el recorte presupuestal no significa falta de interés en la cultura, y se podrán desarrollar los programas si se optimiza el gasto, se racionalizan los recursos y se fortalece el trabajo transversal.

Agregó que luego de la creación de la SC le tocó adecuar el reglamento interior, publicado en noviembre pasado, pues “lamentablemente” luego de su publicación, aconteció la muerte del primer secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa.

Política cultural

Por otra parte, la secretaria destacó que la dependencia a su cargo no será responsable de dictar la política cultural, sino que se convocará a un consejo asesor de no más de 25 integrantes, representantes de instituciones culturales, creadores, académicos e investigadores, que pueda reunirse tres o cuatro veces al año para ofrecer sus aportaciones en las diferentes ramas del quehacer artístico.

Al ir mencionando sus líneas de trabajo anunció la creación de algunos nuevos programas, entre ellos el Estímulo Fiscal Efiartes, que como lo hace ya el Eficine (para la cinematografía) y el Efiteatro (para las puestas escénicas), apoyará con 150 millones de pesos diversas actividades como artes visuales, danza, música y teatro. Las convocatorias se publicarán próximamente.

El trabajo se regirá por nueve premisas, entre ellas: Diversidad, inclusión, pluralidad y respeto a la libertad de creación; participación de los sectores público, privado y ciudadano; priorizar acciones de amplio beneficio social; impulsar proyectos dirigidos a niños y jóvenes; optimizar recursos y racionalizar el gasto; apoyar la igualdad de género; preservar, estudiar y divulgar el patrimonio y las lenguas indígenas; e insertar los programas y acciones en la agenda digital.

Cuatro son los ejes rectores presentados por la secretaria: 1. Cultura: un derecho con libertad; 2. Desarrollo cultural con sentido social; 3. Cultura y conocimiento; y 4. México para el mundo.

En el primero, además de anunciar el Efiartes, dijo que se ampliarán los apoyos del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca). Anunció exposiciones como Picasso-Rivera, conversaciones a través del tiempo, que vendrá al Palacio de Bellas Artes; Arte Rupestre, Colección Frobenius de Alemania, al Museo Nacional de Antropología; y en el mismo espacio El Grand Tour, producción del World Museum de Liverpool.

Igual vendrán diversos artistas internacionales; se impulsarán actividades para difundir y dar a conocer los derechos de autor; se lanzará la plataforma “Enjambre” para poner a disposición de los jóvenes contenidos de arte, cultura, ciencia y tecnología; otra más para promover los valores del patrimonio; y otra para el préstamo electrónico de ediciones. Se digitalizarán cinco mil publicaciones de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas y se creará la Biblioteca Virtual de México con más de 10 mil libros del acervo de la Biblioteca de México.

Habrá programas destinados a la equidad de género y la diversidad cultural. Se creará el Centro Regional de Lenguas Indígenas del Istmo, en la Biblioteca Pública de Juchitán y –en apoyo a los migrantes mexicanos–, se desarrollarán actividades de música, teatro, narración y lecturas, en los albergues de la frontera con Estados Unidos.

El Exconvento de La Merced, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, que comenzó a restaurarse hace ya algunos años y se pensó en que sería un museo del textil, será finalmente un Centro de Documentación y Difusión de las Músicas Tradicionales de México.

Con la colaboración de la SEP se impulsará la formación artística de alumnos y profesores, y la formación de maestros en metodologías para el fomento a la lectura; con el Instituto Nacional de Bellas Artes, se creará una Unidad de Posgrado en el Centro Nacional de las Artes; abrirán diez nuevas escuelas de iniciación artística; y una maestría en enseñanza de la historia, en coordinación con la Universidad Abierta y a Distancia de la SEP, así como un doctorado en Estudios Teotihuacanos.

Continuarán las actividades cinematográficas y de la Fonoteca Nacional y medios audiovisuales.

Además se abrirán siete nuevas zonas arqueológicas en Puebla, Teteles de Santo Nombre, también en Puebla; Mixcoac, en la Ciudad de México, Teúl de González Ortega y Las Ventanas, en Zacatecas; la zona paleontológica Rincón Colorado, Coahuila, y Xcambó, Yucatán; el Museo de Arqueología Subacuática, en Campeche y el de sitio en la Zona Arqueológica de Calakmul.

Load More