Amarillo

Amarillo, de Francisco Toledo. Amarillo, de Francisco Toledo.

El amarillo engaña tontos

El amarillo de los poetas

El amarillo de los pintores, tintoreros y mitos

ENGAÑA TONTOS

Esta historia me la contó Doña Flor, mi mamá, se trata de una muchacha que se va a casar en el Istmo, donde la virginidad cuenta mucho. Después de la primera noche que pasan juntos los recién casados, las mujeres mayores salen a bailar con las sábanas ensangrentadas, para mostrar la virginidad de la novia.

La muchacha estaba muy temerosa porque se iba a casar y no era virgen, fue a ver a su abuela y le contó, ella le dijo que no se preocupara, que los hombres no sabían de eso.

La abuela le dio un pedazo de papel para que lo chupara y lo tallara en la sábana, cuando estuviera en la oscuridad con su esposo, la abuela le dijo que ellas saldrían al siguiente día a bailar con la sábana.

La muchacha hizo lo que la abuela le dijo, y cuando mostraron la sábana estaba amarilla, porque la viejita le había dado papel con el que hacen las flores, pero color amarillo, no rojo, la muchacha estaba asustada, y la abuelita inmediatamente sacó toda la malicia o la experiencia y dijo: “hombre desgraciado, mira lo que le hiciste a mi hija, hasta su xculá (hiel) le rompiste”.

DE LOS POETAS

¡Y esos niños en hilera

llevando el sol de la tarde

en sus velitas de cera!

¡De amarillo calabaza,

en el azul, cómo sube

la luna sobre la plaza!

________________________

Autor: Antonio Machado

* * *

De “Canciones a Guiomar”

No sabía

si era un limón amarillo

lo que tu mano tenía,

o el hilo de un claro día…

________________________

Autor: Antonio Machado

* * *

Sube y baja,

escalera de escapulario,

El lenguaje deshabitado.

Bajo la piel de la penumbra

Late una lámpara.

Superviviente

Entre las confusiones taciturnas,

Asciende

En un tallo de cobre

Resuelto

En un follaje de claridad:

Amparo

De caídas realidades.

O dormido

O extinto,

Alto en su vara

(cabeza en una pica),

Un girasol

Ya luz carbonizada

Sobre un vaso

De sombra.

En la palma de una mano

ficticia,

Flor

Ni vista ni pensada:

Oída,

Aparece

Amarillo

Cáliz de consonantes y vocales

Incendiadas.

________________________

Autor: Octavio Paz

* * *

Himno entre ruinas*

Coronado de sí el día extiende sus plumas.

¡Alto grito amarillo,

caliente surtidor en el centro de un cielo

imparcial y benéfico!

Las apariencias son hermosas en esta su verdad momentánea.

El mar trepa la costa,

se afianza entre las peñas, araña deslumbrante;

la herida cárdena del monte resplandece;

un puñado de cabras en un rebaño de piedras;

el sol pone su huevo de oro y se derrama sobre el mar.

Todo es dios.

¡Estatua rota,

columnas comidas por la luz,

ruinas vivas en un mundo de muertos en vida!

_______________________

* Extracto del poema Himno entre Ruinas

Autor: Octavio Paz

* * *

Hasta la hora del ocaso amarillo

cuántas veces habré mirado

al poderoso tigre de Bengala

ir y venir por el predestinado camino

detrás de los barrotes de hierro,

sin sospechar que eran su cárcel.

Después vendrían otros tigres,

el tigre de fuego de Blake;

después vendrían otros oros,

el metal amoroso que era Zeus,

el anillo que cada nueve noches

engendra nueve anillos y éstos, nueve,

y no hay un fin.

Con los años fueron dejándome

los otros hermosos colores

y ahora sólo me quedan

la vaga luz, la inextricable sombra

y el oro del principio.

Oh ponientes, oh tigres, oh fulgores

del mito y de la épica,

oh un oro más precioso, tu cabello

que ansían estas manos.

East Lansing, 1972

_______________________

Del libro Poesía completa de Jorge Luis Borges

* * *

Las ventanas*

Del rojo al verde todo el amarillo muere

Cuando cantan los guacamayos en los bosques natales

Colmados de pihís

Hay un poema por hacer sobre el pájaro que sólo tiene un ala

Lo enviaremos como mensaje telefónico

… Vancouver

Donde el tren blanco de nieve y de fuegos nocturnos huye del invierno

Oh París

Del rojo al verde todo el amarillo muere

París Vancouver Hyères Maintenon Nueva York y las Antillas

La ventana se abre como una naranja

El bello fruto de la luz

_______________________

* Extracto del poema Las ventanas

Autor: Guillaume Apollinaire

Amarillo, de Francisco Toledo.
Amarillo, de Francisco Toledo.

* * *

DE LOS PINTORES, TINTOREROS Y MITOS

2 arenques + 2 arenques = 4 arenques. Esto parecer ser una ley eterna, imposible de quebrantar.

2 amarillos + 2 amarillos = ? A veces, = 0.

En el arte no es raro que la ampliación se consiga mediante reducción. Entonces, ¿qué pasa con el cálculo? La lógica sonríe desconcertada. Las matemáticas se llevan las manos a la cabeza.

______________________________

Del libro Escritos sobre arte y artistas, de Vasili Kandinsky.

* * *

Ahora por aquí tenemos un calor espléndido y fuerte sin viento, lo que me viene muy bien. Un sol, una luz, que a falta de otra cosa mejor no puedo llamar más que amarilla, amarillo de azufre pálido, limón pálido oro. ¡Qué hermoso es el amarillo!… ¡Y cuánto mejor veré el Norte!…

______________________________

Del libro, Cartas a Theo, de Vincent van Gogh.

* * *

El Egipto faraónico y la multiplicación de los pigmentos amarillos

En un Egipto empapado de los ciclos de la muerte y del renacimiento, el amarillo evoca, quizá más que en ninguna otra parte, al astro solar, vehículo indispensable para el renacimiento, y el oro, carne imputrescible de la que están hechos los dioses. Además, aunque utilizaran el ocre amarillo mezclado con goma de acacia para colorear la tez de los personajes de los decorados arquitectónicos, los egipcios buscaron desde mediados del siglo III a.C. nuevos pigmentos amarillos. Por eso es posible localizar a partir de Egipto la historia de dos de ellos: el oropimente y el amarillo de Nápoles. Además, los egipcios participaron, puede decirse que a su pesar, en la elaboración de un tercer pigmento muy especial: el amarillo de la momia.

El amarillo de la momia

El amarillo de la momia es un color sacrílego puesto que se obtiene moliendo la carne desecada de los cuerpos embalsamados y las vendas de lino impregnadas de resina, de pez de alquitrán, que se encuentran en las necrópolis egipcias. Este pigmento muy especial no fue un descubrimiento de los pintores. Esta siniestra mezcla, que aparece en el transcurso de la edad antigua, se utilizaba como medicina. Los boticarios de Europa lo importaban y lo recetaban a partir del siglo XIII. Pero en el renacimiento, el amarillo de la momia fue recuperado por los artistas, que apreciaban sus tonos amarillos oscuros. Se usará en pintura hasta el siglo XIX.

El amarillo indio

Este pigmento de un amarillo muy vivo guardó durante mucho tiempo su secreto. Fue empleado al parecer desde finales de la edad antigua, pero su uso no está documentado en las miniaturas sobre papel más que a partir del siglo XV. Llega a los Países Bajos y se introduce a continuación en Francia a través de Inglaterra en el siglo XVII. Su naturaleza exacta dio lugar a numerosas hipótesis, desde las más fantásticas (orina de determinadas variedades de serpientes) a las más razonables (savia de un árbol). De hecho, se trataba de una sal de magnesio y de ácido euxántico que una secta de lecheros bengalíes recogía en la orina o el estiércol de vacas alimentadas con hojas de mango. Una vez evaporada, la orina dejaba un depósito con el que se fabricaban unas bolsas de unos seis centímetros de diámetro, verdosas en la superficie y de un amarillo oro muy hermoso en el interior. Muy transparente, de un fuerte poder colorante y de una excelente solidez, el amarillo indio sustituía las lacas elaboradas a partir de la gualda y de la cúrcuma, que aguantaban mal la luz. Pero había que hacer pasar sed a las vacas para obtenerlo y la ley india prohibió su producción a principios del siglo XX.

______________________________

Del libro Colores. Historia de su significado y fabricación, de Anne Varichon

* * *

Otro uso benéfico de la magia homeopática es la cura o prevención de enfermedades. Los antiguos hindúes ejecutaban una complicada ceremonia, basada en ella, para curar la ictericia. Su tendencia principal era relegar el color amarillo hacia seres y cosas amarillas, tales como el sol, a las que propiamente pertenece, y procurar al paciente un saludable color rojo de una fuente vigorosa y viviente, principalmente un toro bermejo. Con esta intención, un sacerdote recitaba el siguiente conjuro: “Hasta el sol subirá tu pesadumbre y tu ictericia; en el color del toro rojo te envolveremos. Te envolveremos en matices rojos por toda una larga vida. ¡Que quede esta persona ilesa y libre del color amarillo! Te envolveremos en todas las formas y todas las fuerzas de las vacas, cuya deidad es Rohini y que además son rojas (rohinih). Dentro de las cacatúas, dentro de los tordos pondremos tu amarillez y además en el pajizo doradillo de inquieta cola pondremos tu amarillez.”

______________________________

Del libro La rama dorada, de James George Frazer.

* * *

El mundo superior estaba todavía en la oscuridad; también la Mujer-Araña, que se había escapado con los demás, con la ayuda del Jefe de la Flauta tomó un trozo de tela blanca (owa) y cortó un gran disco, sobre el cual ella dibujó el símbolo de la Luna. Después de haber hecho algunas encantaciones, la Mujer-Araña llevó el disco hacia el este; la luna se levantó pronto, pero su luz era pálida, entonces ambos tallaron un círculo en la piel de un venado, y dibujaron un símbolo del sol, e hicieron las encantaciones. La Mujer-Araña lo llevó, y poco tiempo después, éste se elevó al Este, volviendo el mundo superior claro y cálido. La Mujer-Araña y el Jefe de la Flauta habían también frotado yemas de huevo sobre el símbolo del sol; es eso lo que lo volvió tan vivo, y es lo que hace que los gallos sepan cuándo deben cantar, antes del alba.

______________________________

Del libro Soleil Hopi, de Don C. Talayesva

Traducción por Neftali García Fernández del Campo.

* * *

Este punto de vista, que parece relacionarse con la idea original de Steffens de que los colores primarios básicos son el rojo y el azul, no concuerda con la primera formulación de Runge (1802) de la relación entre los colores, la trinidad cristiana y las horas del día, en la que el azul caracteriza al padre (mañana), el rojo al hijo (mediodía) y el amarillo al espíritu santo (noche).

______________________________

Del libro Runge. Preguntas y respuestas. Simposio en la Kunsthalle de Hamburgo.

* * *

Mbyee dund

Es una hormiga solitaria del tamaño de una chicatana, muy aterciopelada de color amarillo o rojo. En la tradición oral de Loxicha la hormiga amarilla representa la buena suerte. Y la hormiga roja es símbolo de la desgracia o yatii, como se dice en Loxicha.

______________________________

Autor: Pergentino José Ruiz

* * *

Girasol

Helianthus annuus

Inspiración de la naturaleza

Las primeras rutas comerciales fueron las que probablemente introdujeron los girasoles domesticados a México. Hay evidencia arqueológica que sugiere un uso amplio y antiguo, más allá de la mesa. Los girasoles formaban parte de las ceremonias aztecas relacionadas con la adoración del sol. Ya que las flores mexicanas tenían el centro amarillo, no es difícil ver la asociación entre estas y el sol que da vida. Después de la conquista española, el clero católico trató de acabar con tal adulación.

Las cabezas de los girasol se componen de numerosos pequeños floretes de disco, de forma tubular, empaquetadas en el centro de la flor y rodeadas de floretes de rayos, que asemejan un anillo de pétalos. Los flósculos del disco forman intrincados espirales que se cruzan, un efecto que se ve más fácilmente después de que cada flósculo ha producido su “semilla” o aquenio (fruta que contiene una semilla). Estos patrones se conocen como espirales de Fibonacci: el número de aquenios en cada espiral sigue la secuencia 1, 1, 2, 3, 5, 8 (cada número es la suma de los dos anteriores), y cada aquenio se gira a través del ángulo dorado, de aproximadamente 137 grados. Esta es la forma más económica de acomodar los posibles 1 000 aquenios en una cabeza de flor, para que todos ellos puedan ser del mismo tamaño, y no se amontonen en el centro, ni se desperdicie espacio en los bordes. Este patrón puede ayudar a mejorar el espaciamiento de los espejos en las plantas de energía solar que están concentradas para poder reflejar el rayo solar hacia una torre central generadora de electricidad. Asimismo, reduce sombras despilfarradoras.

______________________________

Del libro Plants that shape our world, de Helen & William Bynum. Traducción por Daniel Brena.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso