“Callegrafía”, de Keith Dannemiller

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A golpe de vista el espectador podrá observar una fotografía de una pareja tomada de las manos, al tiempo que la sombra de la chica es proyectada en el piso con la singular característica de parecer tener una cornamenta. Otra más nos presenta a un ángel degustando sus alimentos en una cafetería. En otra aparece Blue Demon probándose su nueva máscara, y en una última encontramos a San Judas Tadeo apretujado en el metro.

Son estas cuatro fotografías junto con otras 36 las que conforman la exposición Callegrafía, del fotógrafo Keith Dannemiller, la cual fue inaugurada el día de ayer en el Museo Archivo de la Fotografía MAF.

Norteamericano y bioquímico de profesión, Dannemiler llegó a México en 1987 luego de hacer a un lado su trabajo de laboratorio y dar un giro a su profesión para convertirse en fotorreportero y colaborar como fotógrafo independiente para medios internacionales como Time, Newsweek, New York Times, Vanity Fair, Al Jazeera, y para la agencia mexicana Imagenlatina, a cargo de Marco Antonio Cruz, la cual fue en su momento un semillero donde se formó un importante número de fotorreporteros.

La exhibición conformada por 40 fotografías impresas en Giclée (tinta de carbón) sobre papel de algodón, nos ofrece escenas atractivas en el primer cuadro de la Ciudad de México donde los personajes son comerciantes, parejas, familias o vagabundos retratados en calles como el Eje Central, Republica de Brasil, la Santísima, la calle Madero, etc. Pero también en lugares como El Club 33, la Torre Latinoamericana, la cantina La Muñeca y el mercado Abelardo L. Rodríguez.

Son también estas imágenes un documento que nos muestran parte de la vida cotidiana que se desarrolla todos los días en el Centro Histórico y, a su vez, pertenecen a la práctica de la Street Photography o fotografía callejera, la cual se distingue por capturar elementos como la arquitectura, la gente que vive ahí, las costumbres locales, la cultura, es decir la esencia de la ciudad.

Para Keith Dannemiller este tipo de escenas “son el tipo de cosas que alimentan su profesión y al mismo tiempo como extranjero le ayudan a entender un poco más como funciona esta urbe”, pues para él “cada imagen tiene una voz distinta, una historia que se ha encontrando caminando con su Leica entre una calle y otra en esta zona vibrante y maravillosa”, expresa el fotoperiodista.

En otras palabras, su activad fotográfica podría asemejarse al concepto de “flanêur” (“paseante” en francés) y utilizado por Walter Benjamin para “referirse a un acto muy concreto, pasear, pero que evoca cosas mucho más complejas: una manera de relacionarse con la realidad. La libertad, la ligereza, la ciudad”.

Dannemiller llegó hace treinta años a la ciudad y casi desde entonces se dedicó a tomar fotografías de las calles del centro. Treinta años después el fotorreportero se encuentra exponiendo su obra en el Museo Archivo de la Fotografía, por ello resulta significativa esta exposición pues él y su obra, comenta, “se siente como están en casa”.

Callegrafía permanecerá en el Museo Archivo de la Fotografía hasta el 11 de junio del 2017.

Comentarios