Funcionarios públicos, detrás de empresa que obtuvo la quinta parte de estaciones de radio licitadas

Una antena repetidora en la Ciudad de México. Foto: Miguel Dimayuga Una antena repetidora en la Ciudad de México. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En la reciente licitación de frecuencias de radio del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), una empresa denominada Tecnoradio se quedó con 37 estaciones (34 en FM y tres en AM) por las que pagó 287 millones de pesos.

Pronto surgió la duda: ¿quiénes son los dueños de esta extraña empresa que se llevó 37 de un total de 178 estaciones que estuvieron a licitación por el método de subasta?

El número de estaciones, que representan más de la quinta parte del total licitado en manos de una sola empresa, permitiría la creación de una cadena nacional con posibilidades de llegar directamente a 4 millones de mexicanos y ofrecer multiprogramación.

Entre las mejores estaciones, Tecnoradio apostó 19 millones de pesos por una señal de AM en Querétaro, 55 millones por otra en Playa del Carmen, Quintana Roo, y adquirió otras en Sonora, Chiapas, Nayarit y Veracruz.

La semana pasada, el diario El Universal publicó que detrás de Tecnoradio se encontraba el actual director del Instituto Mexicano de la Radio (IMER), Carlos Lara Sumano, con 50% de las acciones, y un funcionario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) de nombre Alfonso Amilpas.

Los datos representan una grave violación y presunto delito, ya que como funcionarios públicos ninguno podía participar en este tipo de licitaciones.

Lara Sumano reaccionó de inmediato. En entrevista con Radio Fórmula admitió que hasta 2011 él creó, junto con Amilpas, la empresa Tecnoradio con la idea de ganar una concesión de radio, pero en ese momento, dijo, no era servidor público, aunque sí trabajaba para la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y Televisión (CIRT), el organismo cúpula de los concesionarios.

“En algún momento, el doctor Amilpas me dice que por qué no nos deshacemos de Tecnoradio. Yo ya estaba en el IMER y le dije que por mí no había ningún problema, y en julio de 2016 cedimos las acciones”, afirmó en entrevista con Joaquín López Dóriga.

Lara Sumano también negó que Tecnoradio haya servido como “fachada” para que el grupo Radiorama pudiera adquirir estas “buenas concesiones” por 237 millones de pesos, aunque sí admitió que sostuvo un encuentro con el dueño de esta compañía.

Según el funcionario del IMER, las acciones de Tecnoradio se cedieron a favor de Eduardo Bañuelos Santana, René Padilla y Francisco Javier Márquez Lozano, pero ninguno de ellos aparece en la conformación de la empresa.

En su columna de El Universal, el especialista Javier Tejado Dondé, director jurídico de Televisa, afirmó el pasado martes 21 que “no hay registro (en su folio mercantil No. 461149 del Registro Público de Comercio de la Ciudad de México) de que (Lara y Amilpas) hayan dejado de ser los accionistas, lo cual podría ser muy relevante dado que Carlos Lara es, al día de hoy, funcionario público de alto nivel y responsable de dirigir toda la radio pública del gobierno federal”.

El domingo 26 el IFT emitió un comunicado de prensa para negar que el director general del IMER fuera accionista de Tecnoradio, así como Amilpas Godínez, funcionario de la SCT.

El organismo afirmó que el análisis de los accionistas de la empresa se centró en quienes detentaban la propiedad de Tecnoradio “al momento de registrarse en la licitación” y no en quienes hubieran sido accionistas en el pasado.

Según el Registro Público de la Propiedad, el representante legal de Tecnoradio es Alí Eduardo Bañuelos, el mismo que trabajó para Diamond Electronics, la empresa que ganó contratos por 14 mil millones de pesos para la adquisición de 5.5 millones de televisiones digitales que se repartieron en 2015 como parte del “apagón analógico”.

Tecnoradio podrá buscar acuerdos de retransmisión de contenidos de sus competidores, como ya lo hacen Radiorama y la cadena RASA con Televisa Radio y Radio Centro. También podría “arrendar espectro” en otros mercados, como en la Ciudad de México.

Entre el 3 de abril y el próximo 22 de mayo, el IFT deberá recibir los pagos de derechos por las 37 estaciones que adquirió Tecnoradio.

Comentarios

Load More