Indígenas acusan muerte materna por negligencia en un Hospital del IMSS en Oaxaca

OAXACA, Oax. (apro).- Con un mitin frente el Hospital Rural 34 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS-Prospera), ubicado en Tlaxiaco, así como la colocación de una cruz y una ofrenda, habitantes de San Cristóbal Amoltepec denunciaron que la muerte de la indígena mixteca Clemencia Rosa Pérez Martínez se debió a una presunta negligencia médica.

Según los Servicios de Salud de Oaxaca, del 2015 a la fecha se han registrado 15 muertes maternas en la Mixteca Alta del estado.

Los inconformes encabezados por el viudo Rogelio Ortiz Zárate, exigieron se esclarezca la muerte materna de Clemencia Rosa Pérez; se finque responsabilidad al personal correspondiente por las omisiones o negligencias, en caso de comprobarse, y que las dependencias responsables brinden los servicios de salud adecuados que salvaguarden la dignidad de las mujeres de esta región.

Consideran que es responsabilidad del gobierno federal y estatal, intervenir y realizar las acciones que aseguren la no repetición, reparación del daño y justicia para Clemencia Rosa Pérez Martínez, a través de sus instituciones.

La Asamblea comunitaria de San Cristóbal Amoltepec, sus autoridades y 16 organizaciones de la sociedad civil, entre ellas EDUCA, externaron, en un pronunciamiento su “profundo rechazo a esta grave situación de omisión o hasta negligencia médica que le ha costado la vida a la Clemencia Rosa Pérez Martínez”.

Recordaron que la indígena Ñuu savi o mixteca ingresó el pasado 18 de marzo al área de urgencias del IMSS, Hospital Regional de Salud Oportunidades número 34, de la ciudad de Tlaxiaco, Oaxaca para ser atendida de parto de alto riesgo.

A la mujer mixteca y campesina de 30 años de edad, originaria de la comunidad de Cabeza del Rio, municipio de San Cristóbal Amoltepec, le practicaron la cesárea y salió con éxito el mismo día. Tanto la mujer como la recién nacida fueron reportados como estables.

A unas horas de que la dieran de alta, entre los trámites y procedimientos del hospital, se presentó un cuadro agudo de fiebre y glucosa baja en la paciente, situación que reportó el esposo a las enfermeras en repetidas ocasiones pero hicieron caso omiso.

Durante la mañana del 22 de marzo, los síntomas de la paciente se agravaron y al percatarse de ello los médicos le dieron medicamentos, los cuales no surtieron efecto, por lo que a las 10:30 horas, personal del hospital notificó el traslado de la paciente a la Ciudad de Oaxaca.

Sin embargo se desconoce la razón por la cual trascurrieron cuatro horas para que fuera trasladada en ambulancia aérea sin acompañamiento de su esposo. Tras ingresar al Hospital y se atendida la paciente falleció a las 16:55 horas.

En esta región de la mixteca alta las mujeres Ñuu savi, –hijas, madres y abuelas– han padecido violencia sistemática a sus derechos humanos, particularmente los relacionados con la salud materna, sexual y reproductiva.

Algunos testimonios de mujeres revelaron que sus cuerpos son manipulados sin su consentimiento, que han sido “ligadas” para no tener más hijos y se les señala como responsables de la pobreza por “falta de conciencia” por el número de hijos que tienen.

Se quejaron que los servicios de salud en sus municipios y la región son insuficientes, ya que muchos de estos no cuentan con medicamentos y personal calificado para atender las demandas de salud que se requieren, sumando a esto, los engorrosos procedimientos que les requieren para poder acceder a una cita médica o control, esto sin contar malos tratos o tratos discriminatorios por su condición de mujeres e indígenas.

Comentarios