Sospechoso del atentado en Estocolmo aceptó pertenecer al Estado Islámico

Un camión atropelló a una multitud en Drottninggatan, una zona de tiendas en el centro de Estocolmo. Foto: AP / Fredrik Sandberg Un camión atropelló a una multitud en Drottninggatan, una zona de tiendas en el centro de Estocolmo. Foto: AP / Fredrik Sandberg

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presunto autor del atentado del viernes con un camión en Estocolmo, un solicitante de asilo uzbeko que tenía una orden de expulsión, confesó su culpabilidad y su pertenencia al autodenominado Estado Islámico (EI), informaron hoy medios suecos.

“He atropellado a infieles”, declaró el detenido, quien dijo haber recibido órdenes directas del EI desde Siria y reclamó el cese de los bombardeos en ese país, según el tabloide Aftonbladet.

Tanto ese como el otro tabloide sueco, Expressen, identifican al detenido como Rakhmat Akilov, de quien las autoridades solo confirman que llegó al país en 2014 y que tras ser rechazada su solicitud de asilo dos años después, tenía una orden de expulsión y era buscado por la policía desde finales de febrero.

De acuerdo con información de EFE, Akilov tenía una dirección postal en un piso en el norte de Estocolmo, pero según los tabloides vivía en realidad en un suburbio en la zona sur, en un apartamento con otros compatriotas en el que la policía realizó un registro y detuvo a varias personas el sábado.

Allí pasó las horas previas al atentado y se conectó con su móvil a una red inalámbrica.

Los tabloides suecos apuntan también a que Akilov, que el último año trabajó para una empresa de saneamiento, había realizado labores de reconocimiento antes del atentado, en el que arrolló con un camión a una multitud en una zona peatonal de la capital.

Del número indeterminado de personas que fueron retenidas estos días en relación con las distintas operaciones policiales en el área de Estocolmo, solo dos permanecen ahora detenidas, el sospechoso y otra contra la que ayer se presentaron cargos, según un portavoz a la televisión pública SVT.

Las estaciones de metro y las calles de la capital continuarán con presencia policial reforzada durante Semana Santa, al igual que otras zonas estratégicas del país, indica el reporte de EFE.

Las cuatro víctimas mortales del atentado fueron identificadas como dos ciudadanos suecos, un británico y un belga.

Medios suecos apuntan a que uno de los muertos es una niña en edad escolar que había hablado por teléfono con su madre pocos minutos antes del atentado.

Mientras que de las nueve personas que permanecen hospitalizadas, dos se encuentran aún muy graves en cuidados intensivos.

Load More