El Papa Francisco fijará en una semana la fecha de canonización de los “niños mártires de Tlaxcala”

El Papa Francisco en el Vaticano. Foto: AP / Alessandra Tarantino El Papa Francisco en el Vaticano. Foto: AP / Alessandra Tarantino

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Papa Francisco dará a conocer el próximo jueves 20 la fecha en que serán canonizados los tres nuevos santos mexicanos, los llamados “niños mártires de Tlaxcala”, considerados los primeros mártires de todo el continente americano, anunció hoy la sala de prensa de la Santa Sede.

Ese día, en el Palacio Apostólico del Vaticano, el Papa tendrá un consistorio ordinario con un grupo de cardenales, durante el que se fijarán las fechas de las próximas canonizaciones, entre ellas las de estos tres nuevos santos mexicanos: Cristóbal, Antonio y Juan.

Cristóbal, conocido como “Cristobalito”, nació en Atlihuetzia, Tlaxcala, entre 1514 y 1515, fue hijo y heredero del cacique local Acxotecatl. Asistió a la escuela de los misioneros franciscanos, quienes lo convirtieron al cristianismo.

Tras una discusión, el muchacho comenzó a romper los ídolos paganos de su padre, quien, en represalia, lo tundió a golpes y lo empujó a una hoguera, provocándole la muerte. Estos hechos ocurrieron en 1527, cuando “Cristobalito” tendría unos 13 años de edad.

Los otros dos niños mártires, Antonio y Juan, nacieron en Tizatlán, Tlaxcala, entre 1516 y 1517. Ambos también fueron convertidos al cristianismo por los frailes franciscanos.

Antonio y Juan acompañaban a unos frailes misioneros a una expedición a Oaxaca, para fungir como sus intérpretes ante los indígenas, cuando en Cuauhtinchán, Puebla, mientras recogían ídolos paganos de barro, fueron atacados por unos lugareños que los apalearon hasta matarlos.

Sus cuerpos fueron arrojados a un terreno cercano a Tecalco.

En reconocimiento a su martirio, estos tres niños tlaxcaltecas fueron beatificados por el Papa Juan Pablo II el 6 de mayo de 1990, en la Basílica de Guadalupe.

Y, ahora, el próximo jueves 20 el Papa Francisco anunciará la fecha de su canonización.

Comentarios

Load More