Chiapas: periodistas denuncian acarreo con Prospera en informe de senador priista y son arrestados

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (proceso.com.mx).- Dos periodistas que documentaban en vivo que los asistentes al informe del senador priista Roberto Albores Gleason eran todas mujeres beneficiarias el programa Prospera, fueron agredidos y detenidos por una hora, e incluso su equipo de trabajo fue robado.

De acuerdo con los comunicadores, las mujeres fueron condicionadas para estar presentes en el evento.
 
Esta mañana, mujeres transportadas en camiones y vehículos empezaron a llegar al Estadio Zoque Víctor Manuel Reyna, donde dio su “informe ciudadano” el senador y líder estatal del PRI, Roberto Albores Gleason.

 
Los reporteros de “Chiapas sin Censura”, Nehemías Jiménez y José David Morales Gómez, empezaron a documentar con cámara y micrófono en mano, que las mayoría de las mujeres que asistieron a ese evento eran beneficiarias del programa gubernamental asistencialista de Prospera de la Sedesol.
 
Las entrevistadas refirieron que no sabían quién eran el senador Roberto Albores Gleason, que fueron llevadas bajo engaños y con la condición de que si no asistían, les podrían retirar el apoyo de Prospera.
 
Muchas mujeres indignadas refirieron que habían salido desde la madrugada desde sus comunidades y que no habían comido.
 
Justo cuando los reportero daban parte de los sucedido, fueron retirados del estadio y luego remitidos a las autoridades municipales por “alterar el orden público”.
 
Morales Gómez preguntaba a las asistentes si conocían al senador y sus actividades legislativas. Dos mujeres procedentes de Zaragoza refirieron:

“Es obligado. Estamos aquí y es inhumano que nos tengan desde las 8 de la mañana en el sol. Si no veníamos, nos iban a dar de baja automáticamente del programa y teníamos que quedarnos hasta el final para firmar un papel para demostrar que estuvimos aquí”.
 
Cuando el reportero se disponía a entrevistar a otra persona, dos mujeres se le acercaron en primera instancia para pedirles que dejaran de grabar e indicándoles a las mujeres “no contestar ningún tipo de pregunta”.
 
En una segunda instancia, una mujer con gorra roja y playera blanca, con un logo del nombre del senador, intentó arrebatarles el celular con el que grababan.
 
Unos minutos después, tres hombres corpulentos con camisas blancas se aproximaron hacia los reporteros para quitarles el micrófono y el equipo, además de sacarlos del estadio en contra de su voluntad e inclusive uno de los hombres amenazó al reportero: “Por tu bien, te aconsejo que vayas borrando el video”.
 
A los periodistas les quitaron la cámara, les aseguraron las tarjetas o memorias de USB, les formatearon sus celulares y, a empujones, fueron sacados del estadio y puestos a disposición de la patrulla 516 de la policía municipal.
 
Fue tras la intervención de los colegas periodistas que los dos comunicadores fueron liberados por los municipales, cuando ya los llevaban detenidos “por faltas administrativas”.
 
Los reporteros acudieron esta tarde a interponer su demanda penal en contra de los agentes de la empresa de seguridad privada, el senador Roberto Albores Gleason y quienes más resulten responsables por la agresión que sufrieron y el equipo que les fue robado.
 
Todas las personas que tuvo oportunidad entrevistar Morales Gómez, mencionaron estar en el inmueble por indicación de los vocales del programa Prospera e inclusive muchas de ellas no conocían al propio senador quien rendiría su informe en ese momento.
 
En el artículo 7º Constitucional se establece que “ninguna ley ni autoridad puede establecer la previa censura, ni coartar la libertad de difusión, que no tiene más límites que los previstos en el primer párrafo del artículo 6o. de esta Constitución. En ningún caso podrán secuestrarse los bienes utilizados para la difusión de información, opiniones e ideas, como instrumento del delito”.

Comentarios