Claudio X. González deja Mexicanos Primero y emprende cruzada contra “corrupción e impunidad”

Claudio X González defendió el proyecto Mexicanos Primero. Foto: Mexicanos Primero Claudio X González defendió el proyecto Mexicanos Primero. Foto: Mexicanos Primero

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En el marco del décimo aniversario de Mexicanos Primero, organismo que la élite empresarial del país fundó para representar sus intereses en el ámbito educativo, Claudio X. González renunció a la presidencia del organismo.

En un acto solemne desde el Papalote Museo del Niño, cobijado por centenares de hombres de negocios, funcionarios, académicos y colaboradores, entre otros invitados, González anunció que se concentrará en dirigir Mexicanos contra la Corrupción, con el que el mismo grupo irrumpió en el ámbito político.

Durante su discurso, González defendió el que dirigió por casi una década como un proyecto “en defensa de los niños” y en favor de que la educación no se vea entrampada entre intereses sindicales y gubernamentales.

Se pronunció en contra de quienes rechazan la reforma educativa, que Mexicanos Primero ha defendido como propia.

Y lo es. Así lo reveló Proceso en septiembre de 2013, al documentar cómo fue la organización empresarial que dirigía X. González la que –junto a la OCDE– dictó puntualmente los lineamientos de la reforma que impulsó Enrique Peña Nieto y aprobó, sin mayor discusión, el Congreso.

Entonces, los documentos de la OCDE “Mejorar las escuelas: Estrategias para la acción en México (2010)”, “Establecimientos de un marco para la evaluación e incentivos para docentes: Consideraciones para México (2011)”, “México: Mejores políticas para un desarrollo incluyente (2012)”, y “Getting It Right: Una agenda estratégica para las reformas en México (2012)”, así como el estudio “Ahora es cuando: Metas 2012-2024”, elaborado por Mexicanos Primero, pautaron el camino que siguió el gobierno federal para satisfacción de los deseos de los hombres más adinerados del país.

En “Ahora es cuando: metas 2012-2024”, publicado dos meses después de la elección de Peña Nieto como presidente, incluso se delinearon los tiempos de implementación de la reforma y se definieron los perfiles de quienes debían encabezarla, cumplidos a cabalidad por el Ejecutivo federal.

Fue en ese proceso de implementación de la reforma que la exlideresa magisterial Elba Esther Gordillo fue encarcelada. Y fue la llamada “maestra” quien exigió insistentemente que Claudio X. González hiciera públicas las cuentas de proyectos como Bécalos, encabezado por el propio González, con los que Gordillo aseguraba que “los poderes fácticos” pretendían apoderarse de grandes negocios en torno a la educación.

En su último discurso como presidente de Mexicanos Primero, Claudio X. González hizo un amplio reconocimiento particular a Peña Nieto por la reforma educativa.

“Debemos reconocer a la administración del presidente Peña Nieto por el arrojo para intentar una reforma de este calado”, dijo.

Y se ufanó: “Nos dijeron que estábamos chiflados, que el tercero constitucional era intocable. Pero se logró. No es mérito único de Mexicanos Primero, pero ciertamente contribuimos nuestra parte.

“Falta mucho, pero hemos iniciado el camino de transformación educativa que México necesita (…) Tenemos que evitar cualquier tentación regresiva. Las cúpulas sindicales, algunos maestros, burócratas y partidos de oposición estarán en contra de la reforma por su mezquindad y oportunismo”, advirtió.

En su lugar, González Guajardo anunció que será Alejandro Ramírez, presidente de Cinépolis, quien dirija el organismo educativo, mientras que su hermano Pablo González, empresario que preside la empresa familiar Kimberly-Clark, ocupará la vicepresidencia. David Calderón, hasta hoy mano derecha de González, ocupará la figura de presidencia ejecutiva.

Finalmente, quien sucediera a Fernando Landeros en la presidencia de Mexicanos Primero se despidió del cargo así:

“Estoy convencido de que hay dos temas torales para que México avance: educación de calidad y la construcción de un estado de derecho. Para buscar atender este segundo tema, hace un año eché a andar, con un grupo distinguido de ciudadanos comprometidos, Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad. Nunca voy a dejar a Mexicanos Primero ni a la causa educativa. Ahí está mi corazón. Pero ha llegado el momento de darle más atención a la necesidad imperiosa de contar con un país de leyes, pues la falta del mismo y el exceso de corrupción e impunidad nos están asfixiando”.

Load More