Despliegan operativo federal para capturar a agresores de familia en la México-Puebla

La camioneta donde viajaban las víctimas. Foto: Especial La camioneta donde viajaban las víctimas. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Policía Federal (PF) aún no ha localizado a los ocho hombres armados que la madrugada del martes pasado atacaron a una familia, golpearon al padre, violaron a la madre y su hija y mataron a un bebé, tras ser bajados de su vehículo luego que fue interceptado al circular en la autopista México-Puebla.

En un comunicado emitido este miércoles, la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) destacó que desplegó un operativo de búsqueda y localización de los atacantes de la familia.

Como resultado de este operativo, lo único que ha logrado la CNS es ubicar y cerrar un acceso informal, el cual durante años sirvió para evadir el paso por la caseta de cobro.

Según el comunicado, elementos de las Divisiones de Inteligencia, Investigación y Gendarmería coadyuvan con la autoridad ministerial en las investigaciones con el fin de ubicar a los responsables de estos hechos.

La CNS señala que a través de uno de los testigos se realizó una recreación del evento, lo que permitió ubicar el lugar exacto de la agresión, donde fue asegurado un casquillo.

Los elementos de la División de Seguridad Regional de la PF fueron notificados de los hechos por personal de Caminos y Puentes Federales (Capufe) alrededor de las 2:40 horas, por lo que se trasladaron al lugar para atender a las víctimas, quienes llegaron por su propio pie a la caseta de cobro San Martín Texmelucan.

De acuerdo con las víctimas, previo al ataque el conductor transitaba a baja velocidad debido a que buscaban un lugar para que la familia pudiera realizar necesidades fisiológicas.

En ese momento una camioneta se colocó frente a la unidad y otra más en la parte posterior.

Posteriormente, ocho personas salieron de las camionetas que interceptaron al vehículo de la familia y, al no poder abrir las puertas, accionaron un arma de fuego que hirió a un menor que se encontraba en las piernas de su madre.

Según testigos, los agresores bajaron a los integrantes de la familia y los colocaron en la batea de la camioneta de atrás, la cual cubrieron con una lona.

Enseguida iniciaron la marcha de los tres vehículos y se trasladaron al kilómetro 94 de la misma vía, para descender e internarse en unos campos de cultivo. En ese lugar la mamá y la hija fueron agredidas sexualmente y más tarde los responsables se dieron a la fuga.

El comunicado de la CNS no lo menciona, sin embargo, algunos medios señalaron que los sujetos se llevaron la camioneta de la familia, dejando a las víctimas abandonadas en la carretera, quienes caminaron un par de kilómetros para llegar a una caseta telefónica de Capufe.

Al llegar al lugar en que se encontraba la familia, policías federales verificaron el estado de salud del menor, quien desafortunadamente ya no presentaba signos vitales.

El comunicado señala que el comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, giró instrucciones al comisionado general de la PF, Manelich Castilla Craviotto, para que elementos de las Divisiones de Inteligencia, Investigación y Gendarmería coadyuven con la autoridad ministerial en las investigaciones, con el fin de ubicar a los responsables de estos hechos.

 

Comentarios

Load More