Piden se transparenten becas y financiamiento para estudios de Del Mazo en Harvard

Alfredo del Mazo, gobernador del Estado de México. Foto: Benjamín Flores Alfredo del Mazo, gobernador del Estado de México. Foto: Benjamín Flores

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A través de la Unidad de Enlace del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), la red ciudadana Chilangos con Delfina solicitó a esa institución toda la información sobre apoyos, becas, financiamientos o recursos que se hayan otorgado en el año 2000 al actual candidato del PRI al gobierno mexiquense, Alfredo del Mazo Maza, para que presuntamente estudiara un posgrado en Harvard.

Entrevistado después de entregar la petición, el coordinador de Chilangos con Delfina, Salvador Guerrero Chiprés, dijo estar seguro de que le fue otorgada la beca a del Mazo Maza porque, “por una casualidad del destino”, él también fue becario del Conacyt para realizar un doctorado en la Universidad de Essex, Inglaterra, “y cuando nos confirmaron que estábamos aceptados en agosto del 2000, que íbamos a recibir la beca, yo vi la lista y estaba el nombre de Alfredo del Mazo Maza, quien recibía una beca en maestría para la Administración Pública en Harvard”, reveló.

Guerrero Chiprés explicó que, además, entre agosto y septiembre del 2000, del Mazo Maza recibió una beca de Pemex de entre 250 y 300 mil pesos, al menos en la primera emisión, pese a que incumplía con los requisitos indispensables para obtenerla, como la antigüedad en el cargo y la presentación de su título profesional como egresado de la licenciatura del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), pues el priista se acababa de incorporar al servicio público en Pemex.

“Entonces es posible pensar que si no tenía los documentos que avalaban la licenciatura para Pemex, tampoco los tuviera para Conacyt, porque se presentó en el mismo momento la petición y la obtención de la beca”, alertó.

Luego consideró que no es posible asumir que una familia adinerada como la Del Mazo Maza “careciera del dinero para pagarle a Alfredo del Mazo cinco o seis doctorados”, ironizó.

Igual comentó que el Conacyt realiza un estudio socioeconómico a los aspirantes para conocer la concordancia entre el perfil del solicitante con el objetivo de la beca. “Sin embargo, él acudía a pedir y obtener del Conacyt una beca”, agregó.

“Sabemos que tiene más de 30 millones de pesos en el banco, según lo comenta él mismo en su declaración ‘3de3’. No hay consistencia, insisto, en tener esa cantidad de dinero, y cuándo lo acumuló o qué tan rápido lo acumuló en estos 17 años, y que no tuviera para pagar, ya sea por su familia o por él mismo, una beca en Harvard. Es decir, dinero del erario que es utilizado para una persona que no necesariamente la requiere, pues puede pagar por su cuenta los estudios en Harvard”, apuntó.

Por eso, indicó Guerrero, acudió al Conacyt a entregar en la Unidad de Enlace un oficio “en el que hacemos nueve preguntas acerca de la documentación y datos diversos relacionados con la beca que le dio el Conacyt al ciudadano Alfredo del Mazo Maza en agosto del 2000. Esta beca implicaba que debía realizar estudios de maestría en Administración Pública en Harvard.

“Fuimos a entregar la petición de información acerca de los montos, los documentos de los compromisos a los que él se obligaba al recibir la beca, por varias razones, una de ellas es que revisando el currículum vite del candidato del PRI en el Estado de México y las diferentes páginas y blogs que lo promueven, en algunos de ellos se dice que hizo estudios de posgrado en Harvard y otros refieren que fue una maestría en Harvard, entonces hay una discordancia que resulta ser relevante”, añadió.

Guerrero Ciprés firmó la petición aceptada por la Unidad de Transparencia en la que pide expresamente información sobre “las fechas en que fueron entregados los recursos, bajo qué modelo, si fueron becas, financiamiento o cofinanciamiento, cuántas veces le fueron otorgados recursos, cuál fue el monto total de los recursos otorgados para el estudio de qué asignatura, carrera, posgrado o cualquier capacitación, cuáles fueron los compromisos adquiridos por parte del becario o la figura aplicable, cuál fue el seguimiento de dichos compromisos, cuáles fueron los productos, insumos, trabajos con los cuales se dieron por cumplidos los compromisos y en qué instituciones educativas se debía ejercer la beca”.

La importancia de conocer esta información, agregó, es para conocer qué tan congruente es el candidato priista que quiere ser gobernador en el Estado de México, igual que sus familiares, pues sería la tercera generación de apellido Del Mazo que gobernaría esa entidad en caso de triunfar el domingo 4 de junio.

“Hay que examinar la congruencia de la trayectoria de los personajes y ver si es esperable, dable, que una persona que incumple con los reglamentos básicos, académicos, intelectuales, éticos y administrativos se le entregue una beca, evitando así que una persona con inteligencia, con capacidad y con necesidad la obtenga”, apuntó.

Chilangos con Delfina, organización que fomenta la alternancia política y la construcción de una visión progresista metropolitana frente a los temas de corrupción, movilidad, contaminación, seguridad y progreso social, entregó en la Unidad de Enlace del Conacyt un escrito con nueve preguntas relacionadas con montos, fechas, motivos de financiamiento, compromisos adquiridos, seguimiento de los mismos y resultados entregados por Del Mazo Maza al presuntamente concluir sus estudios en Harvard.

“Es cínico que una persona muy adinerada busque y obtenga una beca impidiendo que otros estudiantes de origen menos afortunado la reciba. Eso no coincide con el perfil de un funcionario que asegura hará buen uso de recursos públicos cuando ni siquiera en su propia persona existe evidencia rastreable en ese sentido, como en el presente caso de la beca de Conacyt”, advirtió Luz María Rodríguez, empresaria integrante de Chilangos con Delfina.

En su aplicación de Googleplay, del Mazo Maza asegura que tiene “una licenciatura en administración por el ITAM y una especialidad en Administración y Finanzas en Harvard”.

Esta misma referencia se presenta en su página de Facebook. En “la enciclopedia libre” Wikipedia se publicó que “Alfredo del Mazo Maza es licenciado en Administración de Empresas por el Instituto Tecnológico Autónomo de México y tiene un posgrado en Administración y Finanzas en la Universidad de Harvard”.

La misma redacción se replica en su página www.alfredodelmazo.com. Su cuenta de Twitter sólo tiene la liga a su página como información personal.

En diversas notas periodísticas se señala que tras estudiar en el ITAM, Alfredo del Mazo Maza trabajó en la Gerencia de Financiamientos y Análisis de Mercados de Pemex y, a tres meses de su ingreso, sin cumplir con los requisitos, recibió una beca de 257 mil 522 pesos para estudiar un posgrado en Harvard.

En el libro Los juniors del poder, Francisco Cruz reveló que Alfredo del Mazo Maza fue investigado por recibir esta beca por parte de Pemex después de tres meses de haber ingresado, cuando por regla se pedían tres años de antigüedad para obtener esa prestación, además de que no tenía título profesional e incluso recibió un permiso especial con goce de sueldo y prestaciones, y que su antigüedad en la empresa no quedara suspendida, lo cual consta en la averiguación previa 09/DAFMJ/2002 fincada en la Procuraduría General de la República (PGR).

El 2000 fue el año del Pemexgate, nombre con el que calificó el desvío de más de mil 500 millones de pesos de Pemex a través del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) para favorecer al entonces candidato presidencial del PRI, Francisco Labastida Ochoa.

El escándalo detonó en 2001 y fue escalando en años posteriores, cuando se exhibió la trama en la que también participó Banorte, el banco que actualmente está entregando monederos electrónicos en el Estado de México en plena carrera por la gubernatura y cuyo presidente del Consejo de Administración es Carlos Hank González, nieto homónimo del fundador del Grupo Atlacomulco, Carlos Hank González, fallecido en 2002.

Los involucrados en el Pemexgate fueron los entonces directores de Administración de Pemex, Carlos Juaristi Septién, y de Finanzas, Juan José Domene Berlanga, y de Relaciones Laborales, Julio Pindter, avalados por el entonces director de Pemex, Rogelio Montemayor Seguy, quien fue acusado y después exonerado por este escándalo.

Estos personajes son los mismos que crearon un puesto, autorizaron y financiaron la beca para Alfredo del Mazo Maza, hijo del entonces gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo González.

Comentarios

Load More