Otomíes del Edomex piden a candidatos al gobierno dialogar sobre autopista concesionada a Higa

Restos de una casa expropiada y derrumbada por Grupo Higa en Xochicuautla, Estado de México. Foto: Eduardo Miranda Restos de una casa expropiada y derrumbada por Grupo Higa en Xochicuautla, Estado de México. Foto: Eduardo Miranda

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Pobladores dela comunidad Indígena de San Francisco Xochicuautla, Lerma, Estado de México, pidieron a los candidatos al gobierno de esa entidad, abrir un diálogo sobre la construcción del proyecto Autopista Toluca- Naucalpan, concesionado al Grupo Higa, contra el que mantienen una lucha desde hace 10 años.

A través de una carta dirigida a todos los candidatos al gobierno del Estado de México, señalan que su territorio sagrado, se encuentra “constantemente en riesgo”, como consecuencia de la construcción de la Autopista que actualmente se encuentra detenido, por la suspensión temporal que les fue otorgada, a través de los juicios de amparo 771/2015, 1117/2015, 441/2016 y por las Medidas Cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (MC 277-2013).

“Dirigimos esta carta con el objetivo de abrir el diálogo, e invitarles a una reunión, pues nos parece imprescindible hablarles de nuestra situación, de nuestra necesaria defensa y resistencia; de cómo hemos demostrado una y otra vez, las ilegalidades con las que ha avanzado el proyecto de la autopista sobre nuestro territorio; de las violaciones a nuestros derechos como pueblo indígena, pero también queremos hablarles de nuestras propuestas”, refieren en su carta.

Señalan que es “fundamental” preservar su santuario de agua, la fauna, sus peregrinajes a los sitios sagrados, así como mantener las tradicionales tareas de recolección de plantas medicinales, hongos, madera, y forma de vida.

“Se pueden generar alternativas que permitan conservar a los animales nativos que siguen existiendo en la región. Estamos convencidos de que existen alternativas que minimizan los daños y en consecuencia, permiten mayor respeto a nuestros bosques y todo su entorno”, subrayan.

El territorio sagrado Otomí Ñhätho donde habitan, dicen, es mucho más que su casa.

“Es el lugar de encuentro de nuestra historia, costumbres y tradiciones, que está presente, a través de la palabra de nuestros abuelos y la música del violín, que acompañan nuestros peregrinajes y ceremonias a los cerros del ‘Divino Rostro’.

“En estos últimos diez años, emprendimos una lucha por la defensa de nuestro territorio, que comprende bosques, el Santuario del Agua y los Sitios Sagrados. Con nuestro Consejo Supremo Indígena, nos reconocemos en la defensa de las veredas y parajes ancestrales que nos dan identidad”, sostienen los indígenas otomíes en su carta.

Y ante la proximidad de las elecciones en el estado, señalan que es una oportunidad para abrir nuevos ciclos para quien gane y para ellos. “Les hablamos desde la posibilidad y la esperanza de encontrar caminos de diálogo”, añaden.

Luego destacan que pese a que como pueblo indígena pueden aportar sobre su forma de vida, el ejercicio de su autonomía, y usos y costumbres, ven con preocupación que esos temas, no están presentes en sus propuestas, en sus campañas electorales, en sus debates o en los programas de gobierno del Estado de México.

“Somos conscientes de que, hasta el día de hoy, ninguna candidata o candidato, ha fijado una postura pública ante el proyecto denominado Autopista Toluca-Naucalpan, ni de lo que hemos vivido durante más de diez años en San Francisco Xochicuautla”, afirman y piden a los candidatos reunirse con ellos e iniciar el diálogo.
“Nuestra lucha es de paz y de diálogo, esperamos su respuesta”, finaliza la carta firmada por el Consejo Supremo Indígena.

Load More