Gobierno de la CDMX maquilla cifras de feminicidios

Mujeres protestan contra los feminicidios. Foto: AP / Marco Ugarte Mujeres protestan contra los feminicidios. Foto: AP / Marco Ugarte

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El jueves 11 la diputada local de Morena, Beatriz Rojas, denunció lo que desde hace algún tiempo organizaciones, colectivos y ciudadanas en general ya percibían: que los feminicidios en el país van en aumento y que en la Ciudad de México las cifras no sólo crecen, también se disfrazan.

Desde la tribuna de la Asamblea Legislativa la vicecoordinadora del partido Morena fue clara: la Ciudad de México –subrayó– debe poner en marcha el mecanismo de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres.

Y ofreció algunos datos para justificar su demanda:

Marzo del 2016, el afamado mes que celebra al sexo femenino, registró el hallazgo de siete cuerpos de mujeres expuestos en las calles de la ciudad, todos con marcas de abuso sexual, todos por feminicidio. Por su parte, mayo cerró con ocho casos diarios por abuso sexual, con un total de 249 percances, según datos de la Procuraduría General de Justicia de la ciudad (PGJ).

La legisladora también indicó que de 2013 a 2015 la capital contabilizó 402 muertes femeninas, es decir, tres asesinatos a la semana; además, señaló que en los últimos 25 años han ocurrido más de 35 mil defunciones de mujeres a nivel nacional.

“Estos lamentables hechos demuestran que se sigue violando y asesinado a las mujeres en esta capital, que siguen permeando los roles machistas que dañan y acaban con la vida de mujeres y niñas de nuestra ciudad”, dijo.

Y añadió:

“El Estado no está cumpliendo con su deber de erradicar la violencia hacia las mujeres. Los datos muestran lo grave de los asesinatos y el grado de impunidad que existe”.

Luego de enunciar esas cifras, la diputada morenista hizo un llamado al pleno de la Asamblea a decretar la alerta de género con la finalidad de emprender acciones para salvaguardar y garantizar la vida de las mujeres, sin embargo, los integrantes del órgano legislativo nuevamente desecharon la propuesta.

Ante esta postura, Beatriz Rojas lanzó una segunda cifra aún más esclarecedora de la situación capital: en 2016 la administración de Miguel Ángel Mancera reconoció 39 homicidios de mujeres como feminicidios, “cuando en realidad fueron 74”, denunció la legisladora.

“El gobierno de la Ciudad maquilla y no reconoce las cifras en la entidad con el fin de no declarar la alerta”, añadió Rojas.

Y para reforzar sus dichos, presentó a los legisladores el primer Mapa de Feminicidios de México.

Catrinas protestan contra los feminicidios en la CDMX. Foto: Germán Canseco
Catrinas protestan contra los feminicidios en la CDMX. Foto: Germán Canseco

La otra cara del país

El 3 de mayo pasado María Salgado, una ingeniera geofísica mexicana hizo público en sus redes sociales el mapa en el que había trabajado gran parte del 2016: una cartografía de México en línea de los registros de feminicidios en la entidad.

La especialista en la estructura y composición de la tierra aplicó sus conocimientos tecnológicos para mostrar la cantidad de muertes femeninas en el país y así contrastar los datos proporcionados por las fuentes oficiales.

Luego de recopilar todo el año notas periodísticas de diarios locales y nacionales, y de señalar con puntos rojos en un mapa de Google una por una las muertes de mujeres, la experta obtuvo un mapa interactivo y rico en datos, de la que concluyó: las cifras oficiales son erróneas.

El mapa de Salgado revela que a nivel nacional tan solo en 2016 se cometieron 3 mil 216 asesinatos de mujeres y que la zona geográfica con mayor incidencia fue el centro del país, con mil 986 crímenes, principalmente la Ciudad de México y los estados de Querétaro, Guanajuato, Puebla y Morelos.

La zona norte del país registró mil 077 casos, siendo Chihuahua, Baja California y Nuevo León las entidades que recurrentes en registrar muertes de mujeres.

En la península de Yucatán, la tercera zona identificada con tasa alta de feminicidios sumaron 153, más de la mitad de ellos en Quintana Roo.

Cada uno de los cuerpos encontrados, explicó la experta, presentó signos que delata homicidios por género, por ejemplo golpes, violaciones y otras agresiones que dan cuenta los relatos periodísticos recopilados.

“En Tamaulipas una niña de 11 años murió cuando se dirigía a su plantel escolar luego de que en el trayecto un sujeto la interceptó, le cortó el cuello y la golpeó salvajemente”, refirió con base en una nota periodística de un medio local.

“En el sur del territorio, en Tenosique, Tabasco una joven mujer fue ejecutada a tiros a sangre fría, cuando salía de una fiesta de despedida de soltera”, explica otra nota de periódico.

A nivel nacional, la ingeniera explicó que la mayoría de los casos fueron cometidos por las parejas de las víctimas y que las zonas colindantes entre la capital del país y el Estado de México fueron las que más datos arrojaron.
El mapa que da cuenta de las calles de la Ciudad de México también está salpicado de rojo.

Estudiantes marchan en la UNAM en repudio al asesinato de Lesvy. Foto: Octavio Gómez
Estudiantes marchan en la UNAM en repudio al asesinato de Lesvy. Foto: Octavio Gómez

La ciudad carmín

Una de las aportaciones principales de la cartografía es que además de mostrar la localización especifica en que se encontró el cuerpo, reúne datos de la víctima, como nombre, fecha, lugar y hora del hecho, edad, relación con el asesino, el estatus legal del caso y otros datos de contexto en que se llevó a cabo.

Por ello fue posible conocer la historia de Stephanie Magón, encontrada la mañana del 30 de julio del año pasado, en el cruce de las calles Miami y Florida, en la colonia Nápoles, cuyo cuerpo estaba desnudo y tirado a mitad de la calle.

O de Leticia Sánchez del 14 de marzo, quien fue hallada en el jacuzzi de un hotel ubicado en la Calzada de Tlalpan.

De acuerdo con este mapa, en la Ciudad los círculos con más muertes destacan en el primer cuadro de la ciudad, ya que da cuenta de 12 casos registrados en la delegación Cuauhtémoc. En la parte oriente, en la delegación Venustiano Carranza indica 25 casos; y en Iztapalapa 12.

Los demás puntitos rojos están regados por todas las delegaciones de la capital: Benito Juárez, Tlalpan, Gustavo A. Madero, Xochimilco…

Al aplicar uno de los filtros del mapa es posible observar que la mayoría de las mujeres capitalinas tenían de entre 18 y 59 años, el otro rango más alto es de entre 13 a 17 años y el tercero agrupa a niñas de entre 0 y 12 años.

Respecto a los escenarios del crimen la ciudad da cuenta de que la mayoría los cuerpos fueron encontrado en hoteles, vehículos o en el peor de los casos, arrojados a la vía pública; también hay una cuarta tendencia de mujeres que fueron asesinadas en sus lugares de trabajo.

Por ejemplo, una dentistas de la que se desconoce su nombre, pero que fue asesinada y amordazada en su consultorio de Santa María la Ribera.

De manera general los datos que presenta el primer mapa “interactivo” de feminicidios de México son superiores a los que presentan autoridades locales. Ello, dijo Beatriz Rojo, es porque en la Ciudad no se cumplen con los protocolos para determinar feminicidios que dicta la Organización de las Naciones Unidas.

El noviembre del año pasado Teresa Incháustegui directora de Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México, aseguró que en la CDMX los feminicidios estaban por debajo de la media nacional, al registrar una tasa de 3.2 por cada 100 mil habitantes contra 4.2 de media nacional. Inclusive aseguró que con relación a años pasados se que podría indicar que la cifra va a la baja.

“Nuestro tipo penal es uno de los más abiertos, donde pueden concurrir (los casos de feminicidios) por cinco vías y no hay candados, por eso tenemos el dato más fiel de los presuntos homicidios que se califican como tales”, señaló.

Con las cifras del mapa que puede ser consultado en https://feminicidiosmx.crowdmap.com/main, asambleístas de Morena mostraron los altos índices de homicidios de mujeres, por lo que exigieron convocar de manera cotidiana al gabinete de seguridad capitalino y cambiar las estrategias en la materia.

“Los feminicidios no se solucionan con mercadotecnia. La secretaría de Gobierno, a cargo de Patricia Mercado, ha actuado con negligencia y omisión al negarse a Establecer la Alerta de Género” ”, señaló Beatriz Rojas

“El gobierno rechaza lo evidente: que las mujeres son asesinadas cada vez con mayor frecuencia y la capital y se niega a asumir su obligación de prevenir los delitos”, dijo el diputado José Alfonso Suárez del Real.

Comentarios

Load More