Ssa de Chihuahua ajusta a tres la cifra de bebés muertos en hospital de Guadalupe y Calvo

Hospital de Guadalupe y Calvo. Foto: Especial Hospital de Guadalupe y Calvo. Foto: Especial

CHIHUAHUA, Chih. (apro).- La Secretaría de Salud estatal confirmó que fueron tres, no cuatro, los recién nacidos que fallecieron en el hospital general de Guadalupe y Calvo, tras contraer una infección nosocomial.

Además informó que se tomaron “medidas exhaustivas de limpieza” para evitar nuevas infecciones hospitalarias tras la muerte de los neonatos, dos de ellos gemelos.

“Desde el pasado viernes 19 de mayo, cuatro recién nacidos que eran atendidos en el área de prematuros del hospital general de Guadalupe y Calvo adquirieron una infección nosocomial, situación que dejó sin vida a tres de ellos, en tanto que la cuarta afectada tuvo que ser trasladada para su atención al hospital general de la ciudad de Chihuahua”, detalló la dependencia en un comunicado.

Destacó que los bebés nacieron de manera prematura y eran controlados por un equipo profesional de pediatras, quienes al realizar pruebas de rutina identificaron una alteración en el estado de salud de uno de los gemelos.

De inmediato, subrayó, el recién nacido fue tratado con medicamento, pero en horas su estado de salud empeoró y falleció de un infarto a las 3 de la madrugada del sábado 20, mientras se encontraba en terapia intensiva.

Los resultados de los exámenes de sangre arrojaron que el paciente tenía una infección que presuntamente fue adquirida en el hospital, por lo que los médicos tratantes enviaron al laboratorio el catéter umbilical para constatar el tipo de contagio.

“A su hermano gemelo se le diagnosticó entercolitis necrotizante, una enfermedad que afecta a los recién nacidos con una incidencia de morbilidad elevada y que se manifiesta a través de variados síntomas, por lo que se encontraba bajo tratamiento médico y constante supervisión”, explicó la Secretaría de Salud.

Dos horas después el médico en turno determinó que el bebé presentaba una temperatura corporal muy baja, no tenía pulso ni reflejos en el tallo. Murió a los pocos minutos, también por falla orgánica múltiple, prematurez y sepsis neonatal tardía.

Una vez que dieron aviso a las autoridades hospitalarias, otros dos recién nacidos que se encontraban en la zona de cuneros fueron llevados al área de pediatría para continuar su atención.

Al aplicarles las pruebas sanguíneas, los doctores se dieron cuenta que también presentaban un cuadro infeccioso.

El paciente con apellidos Rodríguez Encinas, de siete días de nacido, presentaba dificultades para respirar y fue trasladado a un nosocomio de la capital, pero durante el trayecto falleció.

“La recién nacida de apellido Hernández Vargas fue trasladada y se encuentra internada en el hospital general de Chihuahua, presenta sepsis neonatal tardía, pero se encuentra bajo un esquema de antibióticos y evoluciona normalmente”, informaron las autoridades.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, desde el viernes 19 se realizaron cultivos de cunas, pediatría y área de quirófano, y se incrementó el cuidado del manejo en áreas grises para que la situación no se vuelva a repetir.

“El personal de dicho hospital (de Guadalupe y Calvo) reportó que se tiene un control exhaustivo sobre los momentos de lavados de manos del personal, que son monitoreados vía video, además de que se realizó el lavado de cunas e incubadora, se hizo un cambio de circuito en ventiladores y se prohibió el uso de celular en el área”, sostuvo.

Asimismo, dijo, se capacitó a los trabajadores de limpieza y se impartieron pláticas sobre el compromiso del personal de enfermería. También solicitaron capacitación para enfermería del área de la unidad de cuidados intensivos neonatales, así como para la esterilización y fumigación de áreas grises.

La Secretaría de Salud afirmó que replicará dichas medidas en todos los hospitales de la entidad, con el fin de evitar otros decesos.

—/cv/—

Comentarios

Load More