Delfina Gómez se lanza contra el INE y el IEEM por su inacción en “descarada” intervención del gobierno federal y local

La delegada gubernamental Delfina Gómez. Foto: Raúl Pérez La delegada gubernamental Delfina Gómez. Foto: Raúl Pérez

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- La excandidata de Morena al gobierno mexiquense, Delfina Gómez, exigió a las instituciones electorales, tanto nacional como local, que respeten la votación ciudadana del pasado 4 de junio en el Estado de México.

En una asamblea en Texcoco y ante unos diez mil simpatizantes, Gómez cuestionó a los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) y del Estado de México (IEEM) por su inacción ante la intervención “descarada” de los gobiernos federal, estatal y municipales en los comicios.

“A diferencia de Peña Nieto, Eruviel Ávila, y Alfredo del Mazo, yo sí cuento con la confianza de la gente. Ellos piensan que su capacidad de burlar la voluntad popular es infinita y está escriturada a perpetuidad”, indicó. 

“Les ganamos la gubernatura y vamos a comprobar en los tribunales las trampas del PRI que vulneraron la equidad y limpieza de la elección, para así lograr que se reconozca nuestro triunfo”.

Asimismo, recordó que todas las irregularidades y abusos que se cometieron por parte del PRI en este proceso electoral se han señalado y denunciado ante las autoridades electorales.

“Exigimos la limpieza electoral e insistimos en contar voto por voto con la finalidad de dar certidumbre, claridad y transparencia al resultado de esta elección. Los mexiquenses lo merecen y lo reclaman”, afirmó.

Apoyada por simpatizantes que vitoreaban: “sí se pudo”, “fuera Peña” y “voto por voto”, Gómez Álvarez enlistó las violaciones que cometió el gobierno del PRI: difundir información falsa; tácticas de intimidación y miedo: militantes de Morena se hospedaron en un hotel de Tejupilco para la defensa del voto y la policía llegó a sus cuartos con el pretexto de buscar armas, tratándolos como delincuentes.

Agregó: las cabezas de cerdo ensangrentadas, entre otras amenazas a la población sobre supuestos ataques en los centros de votación.

También las amenazas a los ciudadanos con quitarles los programas sociales si no votaban a favor del PRI; compra del voto en “Casas Amiga”, reportado que dieron hasta 5 mil pesos por voto en zonas de mayor necesidad.

Así como la participación de funcionarios del gabinete del presidente Peña Nieto y de Eruviel Ávila, subrayó Gómez, quien lamentó que se hayan ignorado las denuncias hechas a través de las redes sociales.

“La gente lo denunció, fue un delito electoral en flagrancia que las autoridades no detuvieron ni sancionaron. Los del PRI también rebasaron el tope de campaña de 285 millones (de pesos). Alfredo Del Mazo sólo reportó 115 millones de gasto, pero tenemos acreditado que gastaron 412 millones de pesos, lo que representa un rebase de 44% del tope de campaña, a través de una doble contabilidad”, cuestionó.

Añadió que el domingo pasado, Morena ganó en 20 distritos electorales: 5 en Ecatepec, 2 en Cuautitlán, 2 en Naucalpan, 2 en Tlalnepantla, así como los de Tultilán, Teoloyucan, Ciudad Adolfo López Mateos, Tultepec, Valle de Chalco, Tecámac, Ixtapaluca, Coacalco y Texcoco, de donde fue presidenta municipal.

“También ganamos los municipios de Chiconcoac, Atenco, Tezoyuca, Papalotla, Chautla, y Tepetloaxco”, refirió.

“Los votos a favor de Morena son de ciudadanos libres y sin coacción; nuestros millones de votos son de gente decidida a construir un mejor Estado y un mejor país. Por eso arrasamos en el medio urbano de manera clara, mientras el PRI se impone, con trampas, en el medio rural: distritos como el Ixtlahuaca, Atlacomulco, Jilotepec, Valle de Bravo y Tejupilco, donde hay más pobreza y marginación, casualmente tuvieron niveles de participación mayores al 65% que no se registran en ninguna otra zona del país”, puntualizó.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso