Líder del PRI y Cantón Zetina se desmarcan de extesorero de Andrés Granier

El dirigente estatal del PRI, Gustavo de la Torre Zurita. Foto: Especial El dirigente estatal del PRI, Gustavo de la Torre Zurita. Foto: Especial

VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El Partido Revolucionario Institucional (PRI) se desmarcó del gobierno de su aún militante Andrés Granier Melo, y tachó de “cortina de humo” y “lista de risa” la solicitud del extesorero José Manuel Saiz Pineda para que 57 políticos y empresarios comparezcan ante la Fiscalía General para esclarecer “la verdad histórica” sobre el megasaqueo a Tabasco.

“Es una cortina de humo”, opinó el dirigente estatal del PRI, Gustavo de la Torre Zurita, y observó que la defensa del exsecretario de Administración y Finanzas (Seplafin) lo que busca “es politizar” su proceso legal justo en la antesala de la elección de 2018 para la gubernatura del estado.

“Lo único que yo veo es que estamos en el preámbulo de una elección, por lo tanto, esto es una presión de alguna manera mediática”, señaló.

El llamado a las comparecencias puede ser “una táctica dilatoria que fabricó la defensa” del extesorero del estado, añadió.

De los priistas que aparecen en la lista, dijo que mientras no se les compruebe haber recibido dinero ilícito en la administración granierista, “seguirán siendo cuadros distinguidos” del PRI.

“Es una lista de risa, empezando porque hay gente que no estuvo en el gobierno de Andrés Granier y no tienen por qué involucrarlos”, remachó.

El exdiputado local y representante del gobierno nuñista en la Ciudad de México, Óscar Cantón Zetina, citado en la lista de los 57, también se deslindó del caso Granier.

Mediante un video difundido en sus cuentas de redes sociales, el también exsenador que renunció al PRI en 2006 rechazó haber recibido “un peso” del gobierno anterior y mucho menos haber participado “en ese saqueo que no tiene perdón de Dios”.

Luego recordó que, como legislador local, entre 2007 y 2009, denunció los “bonos de fatiga” que se entregaban mensualmente a funcionarios granieristas, así como la contratación de un crédito de 4 mil millones de pesos y del que sólo se devolvió una parte, “y toda la corrupción que estaba ocurriendo”.

Igual resaltó que por estas denuncias fue “perseguido” y exigió castigo para “los malos tabasqueños” que sí tienen relación con el saqueo a las arcas del estado.

En la relación de nombres de Saiz Pineda figura María Teresa Calles y Fabián Granier, esposa e hijo del exgobernador, así como prácticamente todo su gabinete, actuales funcionarios estatales y federales, exlíderes del PRI, exdiputados locales y empresarios periodísticos.

Comentarios

Load More