Pegasus, el arma peñista para espiar

NSO Group, venta de Pegasus. Foto: Especial NSO Group, venta de Pegasus. Foto: Especial

Pegasus, el software que adquirió el gobierno federal para espiar a quien se le antoje, es comercializado en México por la empresa NSO. Esta siniestra firma la manejan exmilitares de origen israelí asociados con militares mexicanos en retiro. Los primeros contactos de la compañía con autoridades se dieron en 2011, aún en el sexenio calderonista. Desde luego, en el centro del oscuro entramado hay millonarios contratos.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Desde el sexenio de Felipe Calderón los mexicanos han estado expuestos al mayor de los espionajes conocido hasta ahora, con el apoyo de un entramado de empresas de origen israelí establecidas en México, en algunas de las cuales están asociados militares mexicanos en retiro.

Los sofisticados equipos de intrusión fueron adquiridos y operados inicialmente por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y al final del sexenio pasado, por la Procuraduría General de la República (PGR). Pero el gobierno de Enrique Peña Nieto decidió renovar o adquirir nuevas licencias de su uso y concentrarlos en la Secretaría de Gobernación.

La operación de esos equipos y programas invasivos está ahora en manos del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), el aparato de inteligencia del Estado mexicano que depende del titular de la secretaría de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chong.

En lo que va de la década, México se ha convertido en un gran mercado para programas de espionaje cibernético gubernamental como Pegasus, desarrollado por la empresa israelí –fundada por exmilitares de ese país– NSO Group y distribuido a través de terceros también de origen israelí, asociados con mexicanos que han vendido el software también a gobiernos estatales.
NSO es la empresa de vigilancia que ha desarrollado los sistemas más avanzados de espionaje que son vendidos sólo a gobiernos.

Pegasus ha sido distribuido en el gobierno de Peña Nieto y en varios estatales, por medio de un enjambre de empresas vinculadas con Israel, según la información interna de esa firma que fue hackeada en 2015 y hecha pública por la plataforma WikiLeaks (Proceso 2019).

Fusión

Como parte de los cambios en esta área realizados por el gobierno de Peña Nieto, el secretario de Gobernación quedó como el responsable del llamado Centro Nacional de Fusión de Inteligencia, donde se reúnen las actividades de ese tipo de la Sedena, la Secretaría de Marina (Semar), la PGR y la propia Segob a través del Cisen y la Policía Federal (PF).

Está integrado por cinco centros regionales en Nuevo León, Sinaloa, Veracruz, Colima y Guerrero. De acuerdo con fuentes consultadas del sector de seguridad, es el Cisen el que tiene el “switch access” para operar los equipos y sistemas, mientras que la Sedena, la Semar y la PGR tienen acceso restringido.

Fragmento del reportaje publicado en la edición impresa de Proceso 2121, ya en circulación

Comentarios

Load More