“Spider-Man: De regreso a casa”: El súper héroe de los adolescentes

Spider-Man: Home Coming. Spider-Man: Home Coming.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El relanzamiento de la nueva franquicia de Spider-Man fue bastante afortunado, al menos este fin de semana ganó cerca de 117 millones de dólares en Estados Unidos y Canadá, y la coloca como una de las cintas más taquilleras de este verano.

Spider-Man: De regreso a casa (Spider-Man: Home Coming) es una cinta dirigida por Jon Watts, y estelarizada por Marisa Tomei, Tom Holland, Michael Keaton y Robert Downey Jr.

La película posee la mezcla perfecta entre diversión, acción y momentos conmovedores que, sin ser demasiado profundos, son capaces de tocar fibras sensibles y generar fuerte empatía con los personajes.

La historia comienza con un Peter Parker (Holland) deseoso de que Tony Stark (Downey Jr.) lo vuelva a llamar para participar en una misión con los Vengadores. De hecho, vemos una especie de “detrás de cámaras” de nuestro súper héroe adolescente (hecho por él mismo con su celular), desde el momento en que Stark lo lleva consigo para integrarse al equipo rival del Capitán América.

Una vez que la misión termina, el Hombre Araña no tiene más remedio que regresar a su vida de estudiante aplicado y continuar con su rutina en Queens, al lado de su Tía May (Tomei). Sin embargo, todos los días Peter sale en busca de criminales a quienes apresar, pensando que el señor Stark está al pendiente de sus movimientos, mientras desea recibir el reconocimiento deseado y una llamada para la nueva misión.

Tony Stark no desea que Parker se meta en problemas, pues lo considera un niño, así que trata de estar al margen de la actividad de Spider-Man. Sin embargo, nuestro arácnido descubre a un grupo de criminales que están robando tecnología alienígena (restos de la batalla de Los Vengadores).

El líder de estos sujetos es un hombre impulsivo y apasionado (Keaton), –un villano que todos los fans conocen como El Buitre–, a quien las circunstancias lo llevaron a vivir al margen de la ley.

Spider-Man y su espíritu adolescente harán lo posible para atrapar a estos ladrones, mientras lidia con las dificultades escolares y los pormenores de estar enamorado de una bella chica llamada Liz (Laura Harrier). Su imprudencia lo llevará a poner en peligro a personas inocentes.

Holland es un gran Hombre Araña: es carismático y un actor con gran capacidad para la comedia y el drama. Por su parte, Michael Keaton es un villano estupendo, con el suficiente odio como para ser una amenaza para nuestro héroe, y con una problemática que lo humaniza.

Spider-Man: De regreso a casa es la lucha de Peter Parker, un adolescente lleno de talento e ímpetu, por ser reconocido, por ganarse su lugar en el mundo de los adultos, potenciar su talento y realizarse; en ese sentido, apela a un público principalmente adolescente, pero seguramente los adultos se identificarán con el sentido de no pertenencia de Parker y esas ganas de hacernos visibles para los demás, y ganar el reconocimiento merecido, lo cual es el sueño de muchos que han dejado de ser adolescentes.

Comentarios

Load More