Nueva medida de la Femexfut contra el “¡ehhh… puto!”: árbitros podrán parar un juego y desalojar el estadio

Un aficionado del Tri en el estadio Fisht en Sochi, Rusia. Foto: AP / Martin Meissner Un aficionado del Tri en el estadio Fisht en Sochi, Rusia. Foto: AP / Martin Meissner

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los árbitros de la Liga Mx y Ascenso Mx tendrán la facultad de suspender los partidos e incluso desalojar los estadios si en su opinión el comportamiento de los aficionados es “sumamente grave e intenso”, en un intento más de la Federación Mexicana de Futbol por erradicar el tradicional grito “¡ehhh… puto!”.

En un comunicado, el organismo reconoció que el protocolo del reglamento de competencia está vigente desde 2014, pero ahora se aplicará en caso de que se presente la expresión de los aficionados mexicanos, considerada de homofóbica por la propia FIFA.

El artículo 63 del Reglamento de la Competencia, establece el protocolo que por reacciones racistas y discriminatorias será por fases, siendo la primera detener el juego.

“En específico, con el grito ‘Ehhh puto’ se aclara que para activar el protocolo se debe determinar si se considera discriminatorio o no. De considerarlo así, el árbitro, apoyado por el Comisionado, cuenta con la facultad de aplicar lo dispuesto por el reglamento”, sentenció la Federación Mexicana de Futbol.

A continuación, el Artículo 63 para la Liga Mx: “Suspensión de un partido ya iniciado por reacciones racistas. Un juego puede ser suspendido porque los asistentes al estadio observen una conducta racista”.

Artículo 63.1. Incidentes y comportamientos racistas. Primera fase: parar el partido.

“Si un árbitro se percata de alguna conducta racista (o es informado de la misma por un Comisario de Partido) y/o comportamientos discriminatorios como lo son cantos raciales, insultos, gritos, letreros, banderas, etc., y si en su opinión, los comportamientos son sumamente graves e intensos, él/ella aplicará la Regla 5 de las Reglas del Juego y parará el partido.

“Mediante un anuncio por el sonido local se les solicitará a los aficionados que cese el comportamiento inmediatamente. El juego se reiniciará después del anuncio”.

Artículo 63.2. Incidentes Racistas Graves –Segunda fase: suspender el partido (5 –10 minutos).

“Si la conducta racista y/o los comportamientos discriminatorios continúan después de reiniciar el partido, (por ejemplo, si la primera fase no dio resultado), el árbitro podrá suspender el juego por un periodo razonable (5-10 minutos) y dirigir a los equipos de regreso a sus vestidores. El Comisario, a través de un cuarto oficial, ayudará al árbitro a determinar si la conducta racista cesó como resultado de las medidas seguidas en la primera fase.

“Durante este periodo el árbitro podrá solicitar de nuevo que se haga un anuncio por el sonido local para que cese inmediatamente la conducta racista y se le advertirá al público que tal comportamiento se procederá a la suspensión del partido.

“Mientras el partido queda suspendido, el árbitro consultará con el Comisario de partido, los oficiales de seguridad en el estadio y las autoridades de la policía sobre los siguientes pasos y la posibilidad de suspender para el desalojo del estadio”.

Artículo 63.3. Incidentes racistas graves –Tercera fase: suspensión para el desalojo del estadio.

“Si la conducta racista y/o los comportamientos discriminatorios continúan después de reiniciar el partido (por ejemplo, si la segunda fase no dio resultado), el árbitro decidirá como último recurso suspender el partido para el desalojo del estadio. El Comisario de partido, a través del cuarto oficial, ayudará al árbitro a decidir si la conducta racista cesó como resultado de las medidas tomadas en la segunda fase.

“La decisión del árbitro de suspender el partido para el desalojo del estadio se realizará después de haber revisado y evaluado debidamente, por medio de una consulta plena y extensa con el Comisario, que todas las fases y medidas fueron aplicadas acorde al protocolo y una evaluación del impacto que la suspensión del partido tendría sobre los Jugadores y el público.

“Cuando los incidentes racistas graves se encuentren en la Tercera fase, suspensión para el desalojo del estadio” y un partido ya iniciado sea suspendido por las razones antes expuestas, se deberá desalojar el estadio en su totalidad y una vez desalojado deberá completarse el juego.

“El partido será reiniciado en las mismas condiciones en que se encontraban los clubes en el momento de la suspensión (minutos jugados, goles, expulsiones, cambios, alineaciones, amonestaciones, etc.)”.

“Cuando el partido no pueda reanudarse, los Clubes jugarán el tiempo restante del partido, dónde y cuándo determine la presidencia ejecutiva de la Liga Mx. En dicho supuesto, ambos clubes podrán cambiar a sus jugadores, respetando siempre el mismo número que tenían al momento de la suspensión, de acuerdo con el artículo correspondiente del Reglamento General de Competencia de la FMF”.

El organismo también advierte que los gastos del equipo visitante (30 personas como máximo), así como los gastos del cuerpo arbitral y el o los comisarios con motivo de la suspensión del partido, deberán ser cubiertos por el club local.

En el caso del Ascenso Mx, el artículo 62 del Reglamento de Competencia indica sobre la suspensión de partidos por incidentes racistas y discriminatorios.

“La Liga Mx/Ascenso Mx hace de su conocimiento que ha comunicado a todos los clubes sobre este tema y al mismo tiempo en conjunto se buscará promover el respeto, la inclusión y la diversidad en el futbol con el objetivo de erradicar la discriminación, racismo y violencia”.

La FIFA ha multado reiteradamente a la Femexfut por los gritos homofóbicos de los aficionados nacionales contra el portero del equipo visitante y en la reciente Copa Confederaciones, realizada en Rusia, amenazó con expulsar a los aficionados que así se expresaran.

Comentarios

Load More