Comunidades de Oaxaca denuncian presiones y amenazas de las mineras Cuzcatlán y FSM

La oposición a las mineras en Oaxaca. Foto: Especial La oposición a las mineras en Oaxaca. Foto: Especial

OAXACA, Oax. (apro).- Las empresas mineras Cuzcatlán y Fortuna Silver Mines (FSM) recurren a presiones, engaños y hasta amenazas hacia comunidades de los distritos de Ejutla y Ocotlán para la expansión de su proyecto minero “San José”, con la complicidad de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Así lo denunciaron autoridades agrarias y municipales de San Martín de los Cansecos, Monte del Toro, El Vergel y Los Ocotes, San Matías Chilazoa y Cerro de las Huertas, así como el Comité de Defensa de Magdalena Ocotlán y la Coordinadora de Pueblos Unidos del Valle de Ocotlán.

Esas empresas mineras, subrayaron, han llegado al punto de impulsar una consulta amañada en el municipio de Magdalena Ocotlán “en torno a firmar contratos o convenios de exploración con la empresa minera Cuzcatlán S.A. de C.V.”.

Por esta razón, para este 22 de julio (Día Estatal de Rebeldía Contra la Minería) convocaron a los pueblos y comunidades del estado de Oaxaca a sumarse a la defensa de los territorios contra esos “proyectos de muerte”.

Para exigir la cancelación del proyecto minero “San José”, los inconformes realizarán un bloqueo en la carretera 175 (Ocotlán-Ejutla), a la altura del municipio de San Martín de los Cansecos.

“Advertimos a las empresas mineras FSM-Cuzcatlán que no permitiremos que continúe desacatando la decisión de nuestras comunidades”, puntualizaron.

Además, se solidarizaron con las luchas de Magdalena Teitipac, Capulálpam de Méndez, Santo Domingo Zanatepec, Santa María Zaniza, Santiago Laollaga, San Juan Mixtepec, Santa María Zoogochí, Lachatao, el Comité Ixtepecano en Defensa de la Vida y el Territorio, y comunidades chontales que defienden sus bienes comunes, los territorios y la vida.

Recordaron que desde hace dos años las empresas mineras FSM y Cuzcatlán han realizado trabajos en la región para la expansión de su proyecto minero “San José”. Sin embargo, a la fecha ninguna comunidad vecina de San José del Progreso (municipio afectado por dicho proyecto minero) ha sido informada sobre los objetivos de las exploraciones realizadas en sus límites agrarios.

Y lo peor es que las autoridades encargadas del cuidado y protección del ambiente (Profepa, Semarnat y Conagua) han emitido resoluciones que favorecen la operación y expansión de dicho proyecto, pese a que las comunidades han denunciado por las vías legales la grave contaminación generada por el proyecto “San José” en la región, que va desde la emisión de ruidos y polvo excesivo hasta agresiones hacia las comunidades y personas que han determinado defender sus territorios.

Los pobladores afectados señalaron que la actividad minera también ha generado una descomposición del tejido social de la región, ya que en el municipio de San José y los limites ejidales se instalaron casetas de vigilancia, hecho que genera zozobra y preocupación en las comunidades vecinas.

Ante esa situación, decidieron declarar a sus territorios como “prohibidos para cualquier trabajo de exploración o explotación minera”, y advirtieron: “No permitiremos la entrada de FSM-Cuzcatlán a nuestros territorios, bajo ninguna circunstancia. Las declaratorias han sido aprobadas por nuestras asambleas generales y asambleas de ejidales”.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso