Hija de panista recibe notaría de Eruviel y el partido lo destituye como su representante ante el INE

Francisco Gárate Chapa, exrepresentante del PAN ante el INE. Foto: Eduardo Miranda Francisco Gárate Chapa, exrepresentante del PAN ante el INE. Foto: Eduardo Miranda

TOLUCA, Edomex. (apro).- Tras la asignación, por parte del gobernador priista Eruviel Ávila, de la Notaría 189 de Tlalnepantla a Lorena Gárate Mejía, hija de Francisco Gárate Chapa, éste fue depuesto como representante del PAN ante el Instituto Nacional Electoral (INE).

En tanto, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) demandó a Octavio Martínez Vargas, su secretario de Asuntos Electorales en el Comité Ejecutivo Nacional (CEN), aclarar la entrega de la Notaría 58 de Tultitlán a su hermano Omar, pues en caso contrario se presume que se trata de un “pago de favores”.

El PRD también consideró saludable comprobar el cumplimiento de requisitos en el caso de los 12 nuevos notarios.

Factura

Este fin de semana Gárate Chapa fue sustituido en la representación ante el INE por Eduardo Aguilar Sierra.

Gárate Chapa justificó que su hija es priista y tiene méritos propios, por lo que en ningún momento requirió de las gestiones de él para obtener el beneficio de una notaría.

No obstante, reconoció que, con dos semanas de antelación al nombramiento, José Manzur, secretario general de Gobierno, lo puso al tanto de la decisión.

“Su madre está vinculada al PRI, sé que ella abogó por Lorena y ciertamente a mí, José Manzur, hace unas dos semanas me habló de parte de Eruviel para decirme ‘¿qué te parecería que Lorena tu hija sea notaria?’, a lo que contesté que, si ella cumplía con los requisitos, pues que estaría bien”, expuso Francisco Gárate.

Luego justificó que no fue él quien recibió la prebenda, ni se la dieron a su hija por él: “Yo no puedo aceptar ni rechazar lo que no es mío”, expuso.

En tanto, el Comité Directivo Estatal panista se deslindó de la entrega de aquélla y de la Notaría 186 de Atizapán a Luz María Angélica Alatorre Carbajal, exmagistrada del Tribunal de lo Contencioso Administrativo y esposa del diputado federal panista Ulises Ramírez Núñez.

“El Partido Acción Nacional en el Estado de México es totalmente ajeno a los procesos de otorgamiento de notarías en la entidad, donde recientemente el gobernador otorgó 11, entre ellas a una hija y otra a la esposa de militantes panistas, sin que nuestra institución haya avalado dichas gestiones”, se desmarcó.

El PAN también afirmó que desconoce los motivos por los que el gobierno estatal otorgó notarías a familiares de panistas, la forma de obtenerlas y las razones que tuvo el Ejecutivo estatal para otorgarlas.

Sin militancia

Tras deslindar a su partido de la entrega de la Notaría 58 de Tultitlán a Omar Martínez Vargas –hermano de Octavio, secretario de Asuntos Electorales del Comité Ejecutivo Nacional (CEN)–, Omar Ortega, dirigente estatal del PRD, demandó esclarecer las razones del beneficio y comprobar el cumplimiento de los requisitos de ley.

“Este no es un asunto del PRD, nosotros lo desconocemos y nos deslindamos de cualquier prebenda que pudiera existir, con cualquier actor político… haría un atento llamado al compañero Octavio Martínez Vargas para que en su momento diga si existe alguna prebenda que tenga que ver con el resultado de Ecatepec (en 2016) a favor del PRI”, emplazó.

Los Martínez Vargas, acusó, están obligados a demostrar que Omar –a quien desconoció como militante del PRD– cumple con los requisitos de la ley y el reglamento de notarías, pues “son cargos de mucha importancia y no puede haber imparcialidad”.

“Son quienes van a dar fe pública de todos los documentos que tengan a bien conocer, y entonces si éstos están viciados de origen, porque pareciera que son por lealtades políticas o por compromisos políticos (que se designan), pues difícilmente podrán cumplir con esa función tan loable”, manifestó.

Beneficiarios de casa

Entre las notarías obsequiadas por Ávila Villegas el pasado 14 de julio, tan sólo dos meses antes de dejar su encomienda, se encuentran además la 191 de Naucalpan a su incondicional Erasto Martínez Rojas, su exsecretario de Finanzas, exsecretario de Infraestructura y exjefe de la oficina de la gubernatura.

José Manzur, quien en su calidad de secretario general de Gobierno también suscribe el acuerdo de creación de las nuevas notarías, concedió que su sobrino, Alfredo Jaramillo Manzur, se convirtiera en fedatario de la 190 de Toluca.

También hombres cercanos a Enrique Peña Nieto se vieron favorecidos: Ricardo Giovanni Arredondo Lino, sobrino del secretario particular del presidente, Erwin Lino, designado para la 188 de Huixquilucan.

Beatriz Mercedes Corona Mercado se nombró para la 187 de Metepec; hija del secretario auxiliar de Presidencia, Jorge Corona Méndez; tiene 26 años, lo que eventualmente implicaría el incumplimiento del requisito de edad, aparte de que apenas hace dos meses se graduó de la Universidad Iberoamericana.

Familiares y cercanos a algunos gobernadores y exmandatarios también figuran en la lista: Héctor Javier Astudillo Calvo, hijo de Héctor Astudillo, gobernador priista de Guerrero, recibió la Notaría 193, en Atizapán y, en todo caso, deberá confirmar el requisito de residencia.

Gustavo Fernández Sauri, exsubdirector de Asistencia Alimentaria en Veracruz durante la gestión del priista Javier Duarte y la presidencia de Karime Macías en el DIF, después coordinador de asesores en la Consejería Jurídica de Presidencia, se hará cargo de la Notaría 184, en Huixquilucan, y también valdría clarificar si cumple con el requisito de residencia.

El ámbito empresarial resultó favorecido con dos entregas: Francisco Xavier Borrego Hinojosa, vicepresidente jurídico de Grupo Salinas, se hará cargo de la Notaría 192, en Tlalnepantla, y Marcelo Rossetto Armida, exdirector jurídico de la empresa ICA, de la 185 en Naucalpan.

A Alejandro Agundis Arias, exdirigente estatal y exdiputado del Partido Verde, hermano de Francisco –coordinador parlamentario del PVEM en la Legislatura mexiquense–, será titular de la Notaría 183, en Naucalpan.

Requisitos

La Ley del Notariado del Estado de México establece como requisitos para los fedatarios, entre otros: ser profesional del derecho, con una antigüedad mínima en el ejercicio de cinco años anteriores a la fecha de la solicitud, haber realizado prácticas de manera ininterrumpida por un período mínimo de un año en alguna notaría del Estado de México, acreditar el curso de formación de aspirantes a notario que imparte el Colegio, o algún otro en Derecho Registral o Notarial que reconozca la Consejería (Jurídica), y aprobar el examen para aspirante a notario.

También demanda ser ciudadano mexicano por nacimiento, mayor de 28 años; tener una residencia efectiva e ininterrumpida en el territorio del Estado de México, cuando menos de cinco años anteriores a la fecha de solicitud.

De igual manera, obliga a no estar sujeto a proceso penal por delito intencional ni haber sido condenado en sentencia ejecutoriada por delito de la misma clase.

Finalmente, exige conducta honorable, y no haber sido suspendido o cesado del ejercicio de la función notarial en el Estado de México o en otra entidad de la República.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso