El robo a transportistas se incrementó en más de 100% en el primer semestre de 2017: Canacar

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El vicepresidente ejecutivo de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar), José Refugio Muñoz, señaló que ante el incremento de asaltos a transportistas y la falta de respuesta de las autoridades, “nos vimos en la necesidad” de publicar un desplegado “para exponer el problema en la opinión pública”.

En el documento se dio a conocer que las empresas del autotransporte de carga han resultado seriamente afectadas en los últimos tres años por la imparable escalada de robos en las carreteras del país, y en el primer semestre de 2017 se incrementaron en más de 100%.

De acuerdo con Muñoz, han tratado de hablar con la Comisión Nacional de Seguridad, que es la que tiene que ver con la vigilancia de las carreteras federales, y también han planteado el problema a la Conferencia Nacional de Gobernadores, “porque es un tema que, por el tipo de delito, tiene que ver también con las procuradurías y gobiernos estatales”.

En entrevista con Radio Fórmula, destacó que han buscado reformas a la ley para que el delito se convierta en federal, “pero desafortunadamente no vemos que (entre los diputados) esté dentro de sus prioridades atender este grave problema que, de crecer, vemos que se estaría convirtiendo en un problema de seguridad nacional, porque impacta en las inversiones”.

Precisó que el robo a transportistas se disparó de 568 a mil 590 de 2014 a 2016, y lo más preocupante, subrayó, es que en el primer semestre de 2017 la cifra se incrementó en más de 100%, al pasar de 163 a mil 353 robos, “y eso considerando que hay estados de la República que desconocemos por qué razón no reportan al Sistema Nacional de Seguridad”, indicó.

El vicepresidente ejecutivo de la Canacar detalló que los delincuentes cometen el robo en un estado, almacenan la mercancía en otro, la comercializan en una entidad diferente y, por último, el camión robado aparece en otra.

“Por el tipo de delito, que es considerado el robo de transporte, que es un delito del fuero común, pues este modus operandi de las bandas les facilita el delito, pero también una serie de impunidad porque materialmente se vuelve imposible el combate al estar dividiendo de esa manera”, apuntó.

Explicó que cuando la unidad es interceptada, el conductor permanece por varias horas secuestrado y luego es liberado; sin embargo, ante el incremento en este tipo de eventos, algunas empresas han dado instrucciones a sus conductores de no detenerse, lo que ha provocado incluso violencia en su contra.

Comentarios