La REDIM urge al gobernador de Guanajuato actuar contra cura acusado de pederastia

El sacerdote Pedro Gutiérrez, acusado de pederastia. Foto: Especial El sacerdote Pedro Gutiérrez, acusado de pederastia. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- La Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) exigió al gobernador Miguel Márquez Márquez deslindarse de la protección política brindada al sacerdote Pedro Gutiérrez, director de la Ciudad del Niño de Salamanca, para que éste sea efectivamente investigado por los numerosos testimonios de abusos sexuales, físicos y emocionales de los que él y sus colaboradores son señalados como presuntos responsables.

También pidió a las autoridades federales actuar urgentemente para resguardar y proteger a los menores que continúan en la Ciudad del Niño en Michoacán, donde según informes, se refugió el sacerdote que se hace llamar Papi.

Esos menores “pueden ser víctimas de otros delitos o ser afectados en su integridad  para evitar que ofrezcan testimonio”, advirtió REDIM.

A través de su abogado y sin aparecer personalmente, el sacerdote anunció que demandará por difamación a quienes han divulgado los testimonios y señalamientos inicialmente consignados en un expediente judicial, varios de ellos contenidos en informes de las propias autoridades guanajuatenses.

REDIM y el Centro de Promoción de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes han demandado al gobierno federal que tome el control de la Ciudad del Niño e investigue las denuncias asentadas en una sentencia de amparo de una juez de distrito con sede en Irapuato.

El 26 de julio, el gobernador Márquez desestimó alguna acción legal en contra del sacerdote al afirmar que no hay denuncias en su contra, con lo que “ratifica la nula disposición de su administración para investigar los crímenes cometidos en contra de niños, niñas y adolescentes en la institución a cargo del sacerdote”, afirmó Juan Martín Pérez García, director ejecutivo de REDIM.

“Para REDIM resulta inexplicable el retraso de la PGR para atraer el caso a instancias federales, como ya lo hizo la Comisión Nacional de Derechos Humanos y la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, ante la clara evidencia de que las autoridades locales no brindarán acceso a la justicia, ni garantías de protección para las víctimas en el estado de Guanajuato”.

El director de REDIM agregó que la denuncia del sacerdote pretende amedrentar a víctimas y amenazar a medios de comunicación que han hablado sobre los abusos de los que se responsabiliza al sacerdote, Papi, y a quienes colaboraban con él en los distintos centros que tenían a cargo para infantes y adolescentes.

Como presidente del Sistema estatal de protección a la niñez en el estado, el gobernador Márquez está obligado a actuar bajo el interés superior de la niñez y a aplicar la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, pero “con el respaldo político al sacerdote Pedro Gutiérrez da señales de impunidad en el caso”, advirtió la Red.

Por ello, hizo un llamado al gobernador a facilitar la atracción por la PGR “y deslindarse explícitamente de la red de protección que ha mantenido en impunidad los delitos cometidos en la ciudad del Niño, AC por más de dos décadas”.

Comentarios

Load More