Nueva Patrulla Oceánica de la Marina mexicana estará en operación hasta el 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Patrulla Oceánica de Largo Alcance (POLA) de la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar), encabezada por el almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, adquirirá por más de seis mil millones de pesos estará completamente en operación entre diciembre de 2019 y abril de 2020.

Así lo informó la dependencia en un comunicado en el que agregó que el Grupo DAMEN, firma naviera holandesa que se encargará de la construcción de la fragata, “apoyará con la transferencia de tecnología en sistema de detección, propulsión e integración para el desarrollo de la industria naval mexicana”.

La Semar informó este jueves que el almirante Soberón Sanz y el secretario de la Defensa Nacional (Sedena), general Salvador Cienfuegos Zepeda, acudieron a la Ceremonia de Puesta Simbólica de Quilla de la POLA, en el marco de su visita de trabajo al Reino de los Países Bajos.

A partir de ese acto, el armado e integración de los módulos que componen la embarcación concluirá en septiembre próximo con mano de obra mexicana y en astilleros del país. Según la dependencia, se prevé que en octubre se realice la botadura del buque y que en noviembre se efectúe la ceremonia de abanderamiento correspondiente para iniciar su etapa de alistamiento que podría concluir en diciembre del 2019.

La Semar agregó que el periodo de pruebas en puerto y en la mar de la unidad de superficie, ya integrada con sistemas de propulsión, control de plataforma y control de sensores, será de diciembre de 2019 a abril de 2020, cuando “quedará completamente operativa para proyectar la cobertura y permanencia en altamar”.

En la ceremonia simbólica también estuvieron presentes el general Tom Middendorp, jefe de Defensa del Reino de los Países Bajos; René Berkvens, director ejecutivo en Jefe del Grupo DAMEN; Hein Van Ameijen, director general de Construcción Naval de dicho grupo, entre otras autoridades civiles, navales y militares.

Frente a ellos, el almirante Soberón Sanz justificó la construcción de la unidad para “fortalecer el poder naval de nuestro país, es de vital importancia modernizar la infraestructura, procesos y sistemas de la Armada de México”.

Agregó que “la sinergia establecida con el Grupo DAMEN incluye la transferencia de tecnología; conocimiento que en un futuro permitirá a los astilleros mexicanos, modernizar y realizar procesos de construcción especializados en este tipo de buques”, como ha ocurrido con algunas unidades de superficie de la Armada de México. Por ejemplo, 10 patrullas costeras clase Tenochtitlán y un buque de aprovisionamiento logístico clase Isla María Madre.

De acuerdo con la Semar, el citado buque tendrá “una mayor cobertura en la vigilancia y protección para la salvaguarda de la soberanía nacional, más allá de la Zona Económica Exclusiva, además permitirá efectuar operaciones de búsqueda y rescate de largo alcance, ayuda humanitaria nacional e internacional y ejercicios multinacionales”.

Tales acciones, “incrementarán la capacidad operativa, fortaleciendo el Estado de Derecho Marítimo de las y los mexicanos, con lo que se proyectará a las Fuerzas Armadas a nivel internacional”.

Las características de la unidad de superficie, según la Semar, son: eslora (largo) de 107.14 metros, manga (ancho) de 14.02 metros, desplazamiento (peso) de 2 mil 570 toneladas, velocidad máxima de 27 nudos (50 km/hr.); su propulsión será combinada diésel-mecánica/diésel-eléctrica y tendrá una autonomía de más de 20 días en la mar.

Su capacidad instalada tendrá 100% de las capacidades operacionales básicas para el cumplimiento de las misiones de una unidad de superficie, “esto redundará en el incremento de capacidades de cobertura marítima del territorio nacional de un 21 por ciento en el Océano Pacífico”.

Además, dijo la dependencia, “la capacidad de navegación, maniobrabilidad y autonomía de la POLA es un 55% mayor en comparación con las Fragatas clase Allende, con que contaba la Armada de México, lo que se traduce en un menor consumo de combustible y mayor eficiencia en las operaciones a desarrollar”.

Por último, la Marina afirmó que la construcción de la Patrulla Oceánica de Largo Alcance está integrada al Programa Permanente de Sustitución de Buques de la Armada de México y se hace en continuación al Programa Sectorial de Marina 2013-2018, “en el que se tiene contemplado el impulso del desarrollo marítimo del país e industria naval”.

Comentarios