Gil Zuarth a Proceso: el PAN está vacío de política y lleno de grillas

Roberto Gil Zuarth. Foto: Miguel Dimayuga Roberto Gil Zuarth. Foto: Miguel Dimayuga

Preocupado por la indefinición y la parálisis que advierte en su partido cuando están en puerta las elecciones federales de 2018, el senador panista Roberto Gil Zuarth –coordinador de la campaña presidencial de ese partido en 2012 y exsecretario particular de Felipe Calderón– se opone a la idea de formar un frente opositor con el PRD. El peligro, afirma, es que por tratar de ganar votos de la izquierda el PAN pierda su electorado histórico.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Mientras el PRI se corre más a la derecha y Andrés Manuel López Obrador capitaliza el enojo social por la corrupción, el PAN, encabezado por el presidenciable Ricardo Anaya, está paralizado, sin estrategia ante los embates políticos, alejándose de sus votantes y ansiando “cachar” los votos del perredismo en declive, con “el enorme riesgo de desangrarse” en la elección de 2018.

“El PAN es un partido lleno de grillas y vacío de política”, dice el senador Roberto Gil Zuarth al hacer una evaluación crítica de su partido y del proyecto de crear con el PRD un Frente Amplio Opositor que, además de que excluye a Margarita Zavala, “no está emocionando a nadie”.

El frente promovido por Anaya, explica, asemeja más una fórmula para que las burocracias de PAN y PRD –y quizá Movimiento Ciudadano– se repartan desde ahora candidaturas plurinominales, que una coalición ganadora: “Parece una simple dona salvavidas”.

En entrevista, Gil Zuarth advierte que mientras el PAN busca aliarse con el PRD, el PRI hizo una Asamblea Nacional para impulsar como presidenciables a los secretarios de Hacienda y de Educación, José Antonio Meade y Aurelio Nuño, para atraer al electorado del PAN que le teme a López Obrador.

“El PRI decidió dos cosas en su asamblea: ir por el PAN y conservar lo suyo. El PRI va por el PAN no solamente para robarle el electorado que quiere la modernización del país, sino que le quiere quitar las banderas con perfiles que se parecen más al PAN que los perfiles tradicionales del PRI”.

Su partido, alerta, hace lo contrario: “Nuestra apuesta es aventarnos a tratar de cachar a una parte del electorado de izquierda a costa de abandonar uno que puede ser mucho más sensible a las causas históricas del PAN. Esa apuesta corre el riesgo de que, por cachar votos de izquierda, se deje descubierto el electorado tradicional y que el PRI, echado hacia el PAN, nos lo quite”.

La apuesta del PRI está muy clara, dice: “Representar el futuro ante el pasado que es Andrés Manuel. ¿Y el PAN? Pregúntenle (…) El PAN corre el enorme riesgo de desangrarse y ese riesgo, más que una escisión de una parte del PAN, es que no lleguen los electores al PAN”.

Fragmento de la entrevista exclusiva publicada en Proceso 2130, ya en circulación

Comentarios

Load More