Subsecretario de Agricultura de Guerrero admite que fue beneficiario de apoyos de la Sagarpa

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El subsecretario de Agricultura del gobierno de Guerrero, Héctor Ocampo Arcos, admitió que la Secretaría de Agricultura, Ganadería Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) lo benefició con 140 mil pesos de un programa de subsidio destinado a campesinos y productores de la entidad.

El colaborador cercano del gobernador Héctor Astudillo Flores rechazó que su esposa haya recibido recursos públicos del mismo programa federal y aseguró que si aparece su nombre en alguna lista, es un homónimo.

El exalcalde priista de Huitzuco, exdiputado local y ahora funcionario estatal justificó la entrega del subsidio federal a fondo perdido, bajo el argumento de que, además de vivir de la política, es propietario de una empresa productora de quesos, considerada como una de las más importantes de la zona norte, ubicada en su rancho, donde además cría ganado para obtener la leche.

Por su parte, el gobierno federal no ha fijado una postura sobre el caso que ayer dio a conocer Apro, sobre la entrega de subsidios para el agro en 2015 que benefició a políticos priistas del municipio de Huitzuco, entre ellos el alcalde José Luis Ávila López, así como al exdiputado local Rubén Figueroa Smutny, hijo del exgobernador Rubén Figueroa Alcocer.

El subsecretario estatal Héctor Ocampo Arcos envió una carta a la redacción de esta agencia en la que argumenta que, debido a la vocación agrícola y ganadera del municipio de Huitzuco, “es común” que los productores sean beneficiados con programas federales y estatales destinados al agro.

En su explicación, el priista se define como un guerrerense que proviene de una familia “de campo, trabajadora y honesta”. Luego, señala que ha procurado continuar con la actividad agrícola a la par de los cargos públicos que ostenta desde hace una década.

Actualmente, dijo, es propietario de una empresa productora de lácteos que comercializa a escala internacional con una marca propia. Explicó que, por necesidades de la unidad productora de leche, en 2014 –sin desempeñar ningún cargo público– hizo trámites para la construcción de un pozo de extracción de agua.

En primera instancia, detalló, acudió a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), y posteriormente ante la Sagarpa, donde le entregaron los 140 mil pesos por concepto de apoyo a proyectos productivos en 2015.

No obstante, Ocampo Arcos omitió señalar que en el año cuando fue beneficiado con el subsidio federal, también fue designado por el gobernador Astudillo Flores como subsecretario de Agricultura en la entidad.

El funcionario estatal rechazó que su esposa, Catalina Marbán Figueroa, también haya sido beneficiada con recursos de la Sagarpa. Según afirmó, se trata de un homónimo y calificó de “dolosa” la nota de Apro porque atenta contra su honorabilidad personal y la de su familia.

Comentarios