Barrales y Anaya se placean como si ya fueran los candidatos del Frente a la CDMX y Los Pinos

Anaya y Barrales durante una conferencia de prensa en mayo pasado. Foto: Octavio Gómez Anaya y Barrales durante una conferencia de prensa en mayo pasado. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Alejandra Barrales y Ricardo Anaya, con Dante Delgado como chaperón, se han vuelto inseparables y actúan como si ya fueran candidatos a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México y a la Presidencia de la República, respectivamente, por la alianza PAN-PRD-Movimiento Ciudadano (MC).

Desde que constituyeron el Frente Ciudadano por México, el martes 5 –que aún no obtiene el registro del Instituto Nacional Electoral (INE)–, Barrales y Anaya actúan de manera conjunta, como este lunes que hicieron suya la propuesta de un grupo de organizaciones de la sociedad civil para la Fiscalía General de la Nación, cuyo titular no sea militante de algún partido.

“Por supuesto que esta iniciativa que presentan los ciudadanos, como cualquier otra, es perfectible. Lo que estamos comprometiendo públicamente es que la vamos a discutir en parlamento abierto; es decir, de cara a los propios medios de comunicación para que se conozca a detalle qué es lo que estamos discutiendo y cuál es la posición que cada uno de nosotros estamos asumiendo”, dijo Anaya.

Desde ese 5 de septiembre, los presidentes de los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y Acción Nacional (PAN) han unificado sus agendas con Delgado, dirigente de MC, y sólo hoy éste optó por enviar como su representante a Alejandro Chanona.

Apenas ayer domingo, Barrales, Anaya y Delgado asistieron juntos al quinto informe del jefe de gobierno de la capital, Miguel Ángel Mancera, y antes lo hicieron en otros dos acontecimientos análogos: Con Carlos Joaquín, quien ganó la gubernatura de Quintana Roo por una alianza PAN-PRD, y con Enrique Alfaro, alcalde de Guadalajara y aspirante a gobernador de Jalisco.

“El Frente va aquí en Jalisco también”, anunció Barrales en Guadalajara, pese a que Alfaro aseguraba que jamás se aliaría a “los partidos de siempre”.

Barrales y Anaya, a quienes los seduce Estados Unidos –ella se compró un departamento en Miami, con valor de 14 millones de pesos, y él viajaba casi cada semana a Atlanta, donde por dos años vivió su esposa y sus tres hijos–, han coincidido también en una agenda legislativa conjunta.

El miércoles de la semana pasada, Barrales, Anaya y Delgado presentaron juntos en la Cámara de Diputados la agenda común de 15 puntos, que provocó roces con senadores del PAN adictos a Felipe Calderón, pero que el propio presidente del PAN minimizó hoy.

“Apoyar estos 15 puntos no implica, bajo ninguna circunstancia, abandonar la agenda legislativa que los respectivos grupos parlamentarios ya habían aprobado en sus reuniones plenarias. De tal manera que la agenda del PAN sigue adelante y, por supuesto, reiteramos nuestro respaldo a estos 15 puntos que son de coincidencia entre el PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano”.

Y a pregunta expresa si los senadores rebeldes van a ser expulsados del PAN, Anaya respondió:

“No me corresponde. Como ustedes saben, los comités directivos estatales han solicitado un procedimiento disciplinario, eso no lo resuelve el presidente del partido, lo resuelve una comisión absolutamente autónoma, que depende directamente del Consejo Nacional, y nosotros estaremos atentos a este procedimiento”.

Comentarios

Reportero de Proceso desde 1994, Premio Nacional de Periodismo en periodismo de investigación y autor de tres libros.

Load More