Autorizan en Italia la extradición de Tomás Yarrington

FLORENCIA, Italia ((apro).- Después de casi ocho horas de deliberaciones, la sección primera de la Corte de Apelaciones de Florencia autorizó este jueves la extradición a México y Estados Unidos de Tomás Yarrington, reclamado por ambos países por sus presuntos vínculos con el cártel del Golfo y los Zetas.

“La Corte ha autorizado la extradición de Yarrington tanto a los Estados Unidos como a México”, declaró Luciana Singlitico, procuradora general sustituta de la Fiscalía de Florencia. “Las motivaciones de la sentencia serán presentadas en los próximos 15 días”, añadió.

Durante la lectura del fallo, que duró alrededor de seis minutos, Yarrington –vestido con una camisa de color claro, y en la mano una chaqueta gris– escuchó la deliberación de los jueces florentinos en silencio, permaneció de pie y escoltado por dos agentes de la policía penitenciaria.

Al conocerse la decisión, los abogados del exgobernador de Tamaulipas anunciaron que recurrirán a la sentencia ante la Corte de Casación, la instancia máxima judicial en Italia. “Apelaremos esta decisión. Seguimos batallando. Tenemos varios argumentos jurídicos que seguiremos presentando”, dijo Luca Marafioti, jefe de los abogados italianos de Yarrington.

Según explicó el letrado, la defensa tiene ahora 15 días para presentar su querella ante la Corte de Casación, que deberá definir si el fallo florentino es legítimo. En el caso de que lo considere así, la decisión pasará a manos del ministro de Justicia de Italia, Andrea Orlando.

El ministro cuenta con un tiempo máximo de 45 días para autorizar o denegar el procedimiento, según el artículo 708 del Código de Procedimiento Penal de Italia, así como para decidir si finalmente Yarrington es enviado a Estados Unidos o a México.


El hijo

El hijo del exgobernador, Tomás junior, quien en meses pasados se encontró varias veces con su padre en la cárcel florentina de Solliciano y este jueves estuvo presente en la audiencia, avaló que los abogados italianos sigan luchando en contra del procedimiento de extradición iniciado en Italia.

“He venido aquí para brindarle a mi padre el apoyo que se merece. Al final se demostrará que todo esto es falso”, dijo Tomás a un grupo de periodistas de medios mexicanos, entre ellos Apro. “Son acusaciones falsas, a lo mejor amplificadas por un ambiente político enrarecido”, añadió el joven.

En esta misma línea, el hijo de Yarrington afirmó que a su padre le es indiferente ser extraditado a México o a Estados Unidos, y que su único objetivo es “empezar a hablar a fondo del asunto y desacreditar mucho dichos (sobre su padre) que son muy cuestionados”. Por ello, reiteró que han interpuesto una demanda ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Mi padre está bien, está tranquilo, se ha sabido adaptar en la prisión, tiene amigos. Yo no te diría que es una vida normal, no lo es. Pero es una persona fuerte”, afirmó Tomás junior, y añadió que su padre escapó y escondió un tiempo “por salvaguardar su libertad y vida”. Pero rechazó dar detalles sobre los países en los que Yarrington estuvo estos años.

Rarezas

Las deliberaciones a puerta cerrada del colegio de tres jueces florentinos –liderados por Salvatore Giardina– en el aula 32 del Palacio de Justicia de esa ciudad empezaron poco después de las 10 de la mañana y acabaron entradas las seis de la tarde, horario italiano.

Sin embargo, a mitad de la jornada el nerviosismo de los abogados del exgobernador de Tamaulipas ya sugería que el destino de Yarrington se había torcido. Poco después, la fiscal Singlitico aclaró, de manera inesperada, que el fallo del tribunal florentino se conocería este mismo día.

En otro hecho inesperado de la jornada, a petición de la defensa, tanto el cónsul de México en Italia, Luis Anaya, como tres representantes del gobierno estadunidense, fueron invitados a abandonar el aula donde se llevaba a cabo el procedimiento.

Otro participante que sufrió el mismo destino fue José Humberto López Portillo Sánchez, identificado como procurador de México en Europa, y Carlos Gutiérrez, quien se presentó como un abogado del bufete mexicano que coordina las defensas italiana, estadunidense y mexicana de Yarrington.

Por primera vez desde la detención del exgobernador tamaulipeco, el pasado 9 de abril, hoy el caso también atrajo la atención de la prensa italiana, local y nacional, que cubrió el evento, pero no pudo acceder al aula donde se celebraron las deliberaciones y permaneció en las inmediaciones.

Comentarios