Rescatan el último cuerpo de Coquimbo; viene la demolición

El edificio colapsado de la calle Coquimbo, en la colonia Lindavista. Foto: Especial El edificio colapsado de la calle Coquimbo, en la colonia Lindavista. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Con la extracción del cuerpo de Remedios Lorenzo Chavero concluyeron las labores de búsqueda y rescate de víctimas mortales en el edificio que se desplomó en la calle de Coquimbo, colonia Lindavista, y en un plazo de 72 horas podrían iniciar los trabajos de demolición del inmueble, informó Víctor Hugo Lobo, titular de la delegación Gustavo A. Madero.

En conferencia de prensa realizada en las inmediaciones del edificio dañado, Lobo informó que de las personas atrapadas en el inmueble nueve murieron y sólo una, José Luis Ponce, fue rescatada con vida.

Aseguró que los rescatistas hicieron lo posible por salvar la vida de todos, pero que, al analizar “la mecánica de las lesiones”, se concluyó que “habían perdido la vida de manera instantánea” cuando las primeras tres primeras plantas del edificio se desplomaron, colapsando en vertical al resto del edificio.

Cinco de los cuerpos fueron rescatados en el transcurso de este sábado, tres de ellos al caer la tarde.

Las víctimas mortales son: Marisol Souza, Rafael Camargo, María de los Ángeles Barragán, Laurencio Muñoz Ramírez, María Josefina Otegui, Remedios Lorenzo Chavero, Eleuteria Lorenzo Escamilla, José de Jesús Hernández San Miguel y Georgina García del Río.

Las labores de búsqueda y rescate en el edificio de Coquimbo se complicaron tras el sismo de magnitud 6.1 que se registró por la mañana de este sábado 20, pues el inmueble presentó un hundimiento de medio centímetro hacia su centro, según informó un funcionario de la Dirección de Protección Civil de la delegación Gustavo A. Madero a reporteros apostados en uno de los cordones de seguridad.

Luego, poco antes de las 3 de la tarde, un equipo de búsqueda y rescate detectó que el edificio registraba un ligero movimiento. La alarma cundió y los rescatistas se replegaron rápidamente a las bocacalles de Coquimbo con las avenidas Ticomán y Sierravista. Se temía que pudiera colapsarse el resto del edificio.

Pasada la alarma los equipos de búsqueda y rescate regresaron a sus labores. Se desplegaron en tres frentes: en la parte delantera del edificio trabajan elementos de Chile y México de la Organización Rescate Internacional Topos; también en la parte delantera del edificio pero pegados al lado izquierdo, laboran los rescatistas de la Dirección de Protección Civil y los integrantes de Cuerpo de Auxilio y Rescate de Colombia; y en la parte trasera, bomberos y “vulcanos”. A ellos se sumaron durante unas tres horas un equipo canadiense con seis “binomios caninos” (entrenador y perro).

Comentarios

Load More