Eugenio Hernández está “sorprendido” por detención; solicitamos medidas de seguridad: abogado

La detención de Eugenio Hernández, exgobernador de Tamaulipas. Foto: Especial La detención de Eugenio Hernández, exgobernador de Tamaulipas. Foto: Especial

MONTERREY, NL. (proceso.com.mx).- La defensa de Eugenio Hernández Flores solicitó medidas precautorias para la seguridad del exgobernador debido a que fue recluido en el Centro de Ejecución de Sanciones (Cedes) de Ciudad Victoria, una prisión donde recientemente se registraron motines y que mantenía un autogobierno el grupo criminal Los Zetas.

Jorge Olvera Reyes, abogado del exgobernador, dijo que su cliente se encuentra  en  un área del Cedes reservada para personas que no están procesados.

“La obligación de las autoridades de Tamaulipas es velar por su seguridad, velar por su salud y el respeto a los derechos humanos”, añadió Olvera Reyes.

El abogado destacó que su cliente está en una celda especial para la prisión preventiva.

“Se encuentra tranquilo, pero sorprendido por su detención”, sostuvo.

Desde febrero del presente año y hasta julio pasado el Cedes de Ciudad Victoria registró diversos eventos violentos, incluida el asesinato del líder Zeta que controlaba el autogobierno de esa prisión.

Apenas el pasado 7 de junio se reportaron disparos de arma de fuego en el interior de la prisión, con saldo de dos policías y dos  internos muertos.

Anteriormente, en el mes de abril, se realizó un motín y tras el ingreso de las fuerzas armadas se aseguró dos rifles de asalto AK 47 y cartuchos hábiles. Un mes después 29 reos se fugaron por un túnel.

Zetas, amigos de Eugenio

En ese centro penitenciario también   estuvieron recluidos jefes de plaza   que  fueron  acusados  de operar como enlaces con  en la administración de Eugenio Hernández Flores.

Pedro Argüelles Ramírez, secretario de Gobierno de Tamaulipas durante la gestión de Hernández Flores, contó en un video que se involucró con la delincuencia organizada  para negociar con los Zetas.

“Eugenio: tu bien sabes que yo me relacioné con la delincuencia organizada por ti y por mi partido (PRI), ya que queríamos un estado tranquilo, un estado donde no hubiera tanta violencia y así sus propósitos políticos fueran beneficiados; ya que sabemos que tu querías ser presidente (nacional) del PRI”, señala Argüelles Ramírez cuando estuvo secuestrado y le pide ayuda al exgobernador a través de  un video.

Los contactos del exSecretario General de Gobierno fueron Rogelio Díaz Cuéllar, “el Rojo”, jefe de plaza en Ciudad Victoria, y posteriormente  de que fue detenido el enlace fue el oscuro exmilitar José Alberto González Xalate, “el Paisa”, quien operó como jefe estatal para la organización que encabezó Heriberto Lazcano.

A través de ellos,  los capos Heriberto Lazcano y Miguel Ángel Treviño Morales mandaron sobornos mensuales que promediaron el millón de dólares, cuando su organización se comenzó a independizar del CDG.

Lavado de dinero en bancos de Texas

“Eugenio Hernández ha sido identificado por la DEA como quien recibió de sobornos del cártel de drogas Los Zetas, una organización criminal transnacional, a cambio de que éste tuviera la capacidad para operar sin restricciones en Tamaulipas, mientras fu e gobernador”, precisan documentos de la Corte Federal   de Texas.

El documento Case 2:14-cr-00178 señala que Eugenio Hernández y su cuñado Óscar Manuel Gómez Guerra “conspiraron” para transferir, transportar y cometer fraude en bancos de Texas.  
 
El documento destaca que los acusados depositaron fondos robados del erario público  y sobornos de grupos criminales por un monto de 30 millones de dólares.

Eugenio Hernández y Gómez Guerra utilizaron los bancos National Bank, Lone Star Bank e International Bank of Commerce para depositar ilegalmente los millones de dólares, precisa el documento de la Corte de Texas.

Los acusados también utilizaron los sobornos del crimen organizado para comprar al menos cuatro   propiedades  en el Condado de Hidalgo.

Comentarios

Load More