Moreira se pone “a disposición” de la Corte Penal Internacional

Humberto Moreira, exgobernador de Coahuila. Foto: Benjamin Flores Humberto Moreira, exgobernador de Coahuila. Foto: Benjamin Flores

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En un comunicado subido a su cuenta de Facebook, el exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira Valdés, informa que ayer remitió una declaración escrita a la Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) para ponerse “a su disposición y rebatir todas y cada una de las difamaciones que sobre mi persona se vertieron en el denominado informe México: asesinatos, desapariciones y torturas en Coahuila de Zaragoza constituyen crímenes de lesa humanidad, firmado por la FIDH (Federación Internacional de Derechos Humanos) en México el 5 de julio de 2017”.

Moreira sostiene que se pretende vincularlo “gratuitamente” con determinados comportamientos de apariencia delictiva, con los que, dice, nada tiene que ver.

Todo ello, según el expresidente nacional del PRI, a partir de artículos periodísticos que, o bien reproducen parcialmente la versión difundida en otro medio de comunicación o emiten, de forma descontextualizada, testimonios indirectos e interesados de narcotraficantes detenidos en Estados Unidos.

“No dudo de la buena fe de la FIDH –sostiene Moreira–. Sin embargo, creo que la información manejada en el mencionado informe ha sido tomada de forma errónea y omitido datos importantes que habrían ayudado al esclarecimiento de los hechos.

“Ante tal circunstancia, como ya hice al contestar la información difundida por los autores del Informe, una vez más doy un paso al frente y reitero mi voluntad de colaboración con esta federación, así como con la fiscalía de la CPI.  Y, así lo he hecho constar en el escrito remitido por servicio de mensajería urgente (Fedex) en el día de ayer a la misma con sede en La Haya.”

Las desapariciones forzadas de personas y las torturas son crímenes de lesa humanidad y por ende de una gravedad extrema, por lo que deben ser esclarecidos para preservar los derechos de las víctimas, sus familiares y toda la sociedad, puntualiza Moreira.

Load More