EU manifiesta su decepción por negativa de México y Canadá a aceptar cambios en el TLCAN

Robert Lighthizer, representante de Comercio de Estados Unidos. Foto: AP / Manuel Balce Ceneta Robert Lighthizer, representante de Comercio de Estados Unidos. Foto: AP / Manuel Balce Ceneta

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El representante comercial de la Casa Blanca, Robert Lighthizer, se manifestó sorprendido “por la resistencia al cambio” de México y Canadá para renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“No hemos visto indicios de que nuestros socios tengan la voluntad de realizar cambios que resultarían en un mayor equilibrio y una reducción de estos enormes déficits comerciales”, subrayó el enviado de Estados Unidos.

Añadió: “Me duele y me decepciona la resistencia de las dos partes que aquí me acompañan. Coincidimos en el primer objetivo, pero a veces no aceptan criterios que ya habíamos aceptado en el pasado”.

Y advirtió que si se logra un acuerdo hacia adelante “debe ser justo”, pero por lo pronto, apuntó, “tomemos el tiempo para reflexionar”.

Lighthizer declaró lo anterior debido a que algunas de las propuestas que se presentaron durante la cuarta ronda de negociaciones –que concluyó este martes– crearon una serie de “retos”, de manera que la renegociación del TLCAN se prolongará hasta el primer trimestre de 2018.

Así lo señalaron en un comunicado conjunto el representante comercial de la Casa Blanca, el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, y la canciller de Canadá, Chrystia Freeland, quienes acordaron reunirse en la Ciudad de México del 17 al 21 de noviembre para la quinta ronda de renegociación.

“Canadá, Estados Unidos y México han completado sustancialmente las discusiones en el Capítulo de Competencia… Además, los negociadores hicieron progresos en varios grupos, como aduanas y facilitación comercial, comercio digital, prácticas regulatorias y sectores anexos”, destaca la declaración conjunta.

Sin embargo, los funcionarios de los tres países reconocieron que algunas de las propuestas han creado “retos” y existen “brechas conceptuales significativas” entre los tres países, por lo que pidieron a sus negociadores buscar “formas creativas” de estrechar las diferencias.

Ante las especulaciones de un posible rompimiento, Guajardo subrayó: “Nadie quiere terminar ese proceso”.

Comentarios

Load More