Hoteles desalojan a agentes por falta de pago; “necesidades han superado expectativas”, dice la PF

Elementos de la Policía Federal, encargada de vigilar la zona de La Montaña en Guerrero. Foto: Octavio Gómez Elementos de la Policía Federal, encargada de vigilar la zona de La Montaña en Guerrero. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Agentes de la Policía Federal (PF) comisionados en Guerrero y Michoacán han sido desalojados de los hoteles donde se hospedaban por falta de pagos.

De acuerdo con información publicada en el diario Reforma, al menos 500 elementos duermen a la intemperie en siete municipios guerrerenses.

Según denuncias, a algunos mandos se les ha permitido el acceso a habitaciones desocupadas que han tenido que pagar, aunque, para reducir el costo, no cuentan con luz ni alimentos.

Los de rangos menores duermen en casas de campaña o bajo carpas instaladas en áreas verdes.

Uno de los denunciantes, un policía que pidió el anonimato, dijo: “Esto es una humillación, una verdadera vergüenza para nosotros como oficiales. Pasa la gente, nos ve y, en vez de autoridades, de respeto, nos ven con lástima, como pordioseros”.

Y agregó que, “como está la delincuencia y nosotros en la calle, risa hemos de dar. El gasto ahí está, los recursos que se dieron, pero no llegaron o no sé qué pasó ¿Dónde está esa lana que dieron para nosotros?”.

Según un balance de adeudos entregada a Reforma, son al menos 14 hoteles de Guerrero los que se encuentran en esta situación, con adeudos por 40 millones 480 mil 15.76 pesos, acumulados hasta octubre pasado.

Entre ellos están el Emperador en Huamuxtitlán; Señorial, Plaza Cristina, Plaza Las Fuentes, The Capital, y Hacienda Willy, en Iguala, aunque también se han visto afectados uniformados asignados a los Municipios de Cocula, Chilapa, Arcelia, Cutzamala, y Zirándaro.

En Michoacán, un grupo de policías federales tuvo que dejar ayer un hotel de Lázaro Cárdenas, también por falta de pago.

De acuerdo con información difundida en medios locales, dice Reforma, la corporación adeuda varios meses de hospedaje y servicios a la empresa Arrendadora Gala, dueños del Hotel Zirahuén.

La tarde de ayer, cerca de 40 efectivos del Agrupamiento Número 11 habrían sido sacados de las habitaciones. Con todo y sus armas, los uniformados se concentraron en el estacionamiento del negocio, a un lado de sus patrullas, donde al parecer pernoctarían.

Según la información, la Policía Federal adeuda seis meses de hospedaje en este hotel de 50 habitaciones.

Gastos extraordinarios

La Policía Federal (PF) reconoció que hay un rezago en los pagos respecto al servicio de hospedaje, alimentación y transporte para sus elementos desplegados a lo largo del país.

En un comunicado, afirmó que la PF ha realizado diversos pagos a los prestadores de servicio, de acuerdo al programa presupuestal aprobado, pero “el incremento en las necesidades operativas ha superado las expectativas originales de gasto, por lo que los pagos por los gastos extraordinarios generados dependen de la ampliación presupuestal lo que ha generado un rezago”.

Lo anterior, dijo, debido a que en los últimos años la Policía Federal ha incrementado su despliegue operativo, a solicitud de Estados y Municipios que han requerido fortalecer sus condiciones de seguridad.

Por tal motivo, agregó, “fue necesaria la contratación de hospedaje para miles de elementos, que apoyan a muchos municipios en varios de los estados del país, servicios que se han extendido por meses o incluso años”.

“Bajo la directriz de la Secretaría de Gobernación, y en coordinación con la Secretaría de Hacienda, además de la participación de los gobiernos estatales, se analiza la situación del despliegue que se requiere en cada entidad, con la finalidad de seguir apoyando en las tareas de seguridad pública, atendiendo los costos de hospedaje y alimentación”, menciona.

La Policía Federal sostiene que, ante la eventual necesidad de reubicar temporalmente a parte del personal hasta contar con la suficiencia presupuestal para su permanencia, se están evaluando estrategias para que en la medida de las capacidades se continúe brindando el apoyo de las diferentes divisiones de la corporación.

“Los lugares en los que se reportan adeudos son en los estados donde se han realizado despliegues extraordinarios, en los que los costos han sido absorbidos por la Policía Federal, y donde se hace más necesario el apoyo de los gobiernos locales”, añade.

Comentarios

Load More