Víctimas ratifican acusación contra maestro del Tec de Monterrey; expulsan al presunto abusador

MONTERREY, NL (apro).- El Tecnológico de Monterrey anunció hoy la expulsión del maestro de literatura Felipe Montes, acusado de abuso sexual, luego de que varias de sus víctimas, que públicamente lo habían denunciado desde el anonimato, acudieron en persona a ratificar sus señalamientos ante los directivos de la institución.

La autora de la página Acoso en la U, quien reveló el escándalo del académico imputado, explicó que habló con las mujeres que presentaron sus testimonios y que acudieron a la institución a hacer la acusación directa, según le explicaron.

“Se inició la investigación casi desde que se publicaron los testimonios y, al final, salió que eran ciertos. Las víctimas se presentaron en el Tecnológico de Monterrey, dieron la cara y sus pruebas.

“Por eso mismo el Tec, con las evidencias, pudo correr al profesor. Así no puede decir que esto fue despido injustificado”, dice en entrevista la estudiante universitaria, que también opta por permanecer en el anonimato.

En una circular fechada este miércoles, entregada a profesores del campus Monterrey, el Tec señala textualmente que “por medio de la presente les informamos que Felipe Montes deja de prestar sus servicios a esta institución, efectivo el día de hoy”.

El rector David Garza Salazar y la decana de la Escuela de Humanidades y Educación, Inés Sáenz, quienes firman el documento, asumen al maestro responsable de las acusaciones que se le imputan:

“En nuestra institución tenemos cero tolerancia a conductas inapropiadas que atenten contra la integridad de las personas y actuamos con firmeza ante cualquier circunstancia en la que se evidencie el haber vulnerado la dignidad de las personas”.

En referencia a la expulsión del también creador del taller de escritura Fábrica Literaria, concluye el comunicado: “Reafirmamos nuestro compromiso de escuchar cualquier tipo de denuncia formal que abone a la convivencia respetuosa, armoniosa y sana que brinde protección y confianza. Por este medio, nos sumamos a la construcción de una cultura incluyente y diversa que respete la dignidad de las personas”.

El jueves 9, a través de una página denominada Acoso en la U (www.acosoenlau.com), un grupo de estudiantes expuso los casos de decenas de jóvenes que se dijeron acosadas y abusadas sexualmente por el profesor del Tecnológico de Monterrey.

Los relatos, algunos gráficos, señalan que el autor de “Barrio de catedral” había mostrado comportamiento impropio hasta en las mismas oficinas de la institución.

Al día siguiente de la denuncia pública, el rector David Garza hizo un pronunciamiento en el que señalaba que no se permitiría que se vulnerara la dignidad de ninguna persona que formara parte de la comunidad estudiantil y, sin mencionarlo por su nombre, se señaló que se había “limitado” el contacto institucional de esta persona con los estudiantes.

Días después, un grupo de exalumnas del Tec pidió a Garza Salazar que fuera específico y precisara que en el hecho hubo abuso sexual, y le reprocharon que, al omitir el nombre, se protegiera a Montes.

En respuesta a las imputaciones públicas, el docente se dijo calumniado e infamado por personas que querían destruir “el resultado de años de esfuerzo”, pero no aclaró los señalamientos de acoso y abuso que le formularon sus presuntas víctimas.

Comentarios