“Ebro, de la cuna a la batalla”, la película del mes en Europaeuropa

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Román Parrado dirige la película Ebro, de la cuna a la batalla (2016), cuyo tema es el enfrentamiento más sangriento de la Guerra Civil española en el río más caudaloso y largo de la península,

El filme –protagonizado por Oriol Pla, Enric Auquer, Àlex Monner, Emilio Palacios, Roser Tapias, Artur Busquets, Manuel Morón, Adolfo Fernández, Alfonso Sánchez y Kimberley Tell, en orden de importancia– se proyectará como el largometraje de este mes en el canal de paga Europaeuropa, viernes 24 y martes 28 de este mes.

La historia, de 82 minutos, se ubica en 1938, cuando los ejércitos republicano y franquista ya están desgastados. A pesar de todo, las diferencias entre ellos hacen inclinar la balanza de la victoria hacia el bando fascista, que dispone del apoyo de Adolfo Hitler y Benito Mussolini.

En este ambiente, el cruce del Ebro parece la mejor táctica republicana. Poco antes, dada la escasez de soldados y la alta mortalidad de los últimos meses, el presidente de la República, Manuel Azaña, ordena la movilización de miles de chicos de entre 17 y 18 años para que se unan a la lucha.

Estos jóvenes fueron denominados La Quinta del Biberón, por su corta edad. Los protagonistas de esta película son cuatro adolescentes para los que la Batalla del Ebro será el primer contacto directo con la guerra.

¿Cómo surge La Quinta del Biberón?

Es abril de ese año las autoridades republicanas llaman a filas a los jóvenes. Del 25 de julio al 13 de noviembre estos muchachos combatieron con escasez de armas y municiones, mientras que el enemigo estaba dotado de los mejores implementos, uniformes, organización y apoyado por la aviación alemana.

Las tierras de la orilla del Ebro, alrededor de Gandesa, sirvieron de escenario para la batalla más cruel de esa guerra. Sus sierras poderosas, sus valles inundados de frutales, olivares, almendros y viñedos, fueron testigos de la desaparición de jóvenes apenas preparados para la lucha.

Cruzan el río, junto a veteranos de las Brigadas Internacionales por Ascó, Flix, Riba-roja d’Ebre, Mora la Nova, Mora d’Ebre y Benissanet. Les espera el infierno: trincheras, nidos de ametralladoras, bombas, granadas, hambre y miedo, pero deben luchar hasta que los aliados europeos se pongan de acuerdo y los auxilien.

La sierra de Pandols es una carnicería para los soldados de ambos ejércitos. Algunos soldados se arriesgan a desertar. Su destino será el pelotón de fusilamiento si son atrapados en la huida, como ocurrió con alguno de los chicos de La Quinta del Biberón.

Sólo unos cientos de los miles de reclutados logran salvarse al final de la batalla. Los que cayeron presos acabaron en los campos de trabajo franquistas. Los que marcharon al exilio se alistaron en el ejército francés, y muchos fueron a parar a los campos de concentración nazi.

El cineasta Román Parrado se consagró con este filme, Ebro, de la cuna a la batalla, pero ya era conocido por 14 días con Víctor (2010) y Rapados (2004).

Acerca del autor

Nació en la Ciudad de México. Estudió ciencias de la comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Desde 1991 inició en el periodismo. Ha trabajado en los diarios mexicanos El Universal y La Jornada, entre otros, y el periódico español El País. En 1999 ingresó a Proceso, donde labora hasta la fecha. Foto: Carlos Enciso.

Comentarios