Ventilan supuestos actos de corrupción de altos mandos de la Policía Federal Ministerial

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Una representación de “un grupo importante” de supuestos policías federales ministeriales de la Procuraduría General de la República (PGR) difundieron una carta dirigida al presidente Enrique Peña Nieto, a los senadores de la República y a la opinión pública.

El mensaje es claro: hacer eco y sumarse a las denuncias hechas por 200 agentes del Ministerio Público que en días pasados alzaron la voz en contra de las conductas ilegales con las que se conducen los altos mandos de la Policía Federal Ministerial.

Identificados como elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) –de la Policía Federal Ministerial,- aseguran en el escrito que en todas las direcciones de la corporación se viven actos de corrupción sin precedentes.

Uno de los fragmentos del llamado dice de forma textual: “Los mandos que nos fueron impuestos y vienen de Policia Federal bajo el mando de Omar se han vuelto, quienes controlan las plazas del narcotráfico a nivel gubernamental en todo el país, y se sirven con la cuchara grande cuando de cobrar una cuota se trata (sic)”.

“Asi mismo disfrazan todo su cochinero buscando cateos para robar mas de lo que han robado y hacen de forma obligada que los agentes de la AIC firmen puestas a disposición que no les constan y si se niegan a firmar se usan represarias en contra de los mismos (sic)”.

En otro punto de la postura difundida -con evidentes faltas de ortografía- la cual fue enviada a proceso.com.mx, los inconformes acusan que carecen de viáticos, dinero que es usado por directivos para beneficiarse mediante plazos fijos en bancos.

Lamentaron que esos directores –sin especificar nombres- se jactan con cientos de miles de pesos por gastos de investigación (viáticos); además acusaron que se roban la gasolina y dejan a los policías sin medios para poder desempeñar su labor diaria.

Otra queja que aportan los ministeriales anónimos es que cada delegado de la PGR le costó medio millón de dólares poder ser nombrado jefe en una de las entidades federativas y, además de la cuota de recuperación inicial, cada uno tiene que “subir” medios federales para el subprocurador y su gente.

“Lo sabemos porque quien consigue ese dinero somos nosotros, los Policías Federales Ministeriales” a través de extorsionar a detenidos, cobrar cuotas por traficar drogas, armas y dinero, aseguran.

En este punto, los quejosos relataron que hace unos meses, “por dedazo”, se enteraron sobre un tráiler lleno de cocaína del Cártel de Jalisco Nueva Generación que se dirigía a la Ciudad de México, con destino hacia Tepito, al cual lo interceptaron en la carretera Querétaro-México.

“La orden superior de Vidal Diazleal -jefe de la policia- fue trasladar el camión a sus oficinas centrales ubicadas en el rumbo de legaría, en lugar de a la agencia del MP en aquel Municipio Mexiquense, como debió haber sido, alegó un tema de seguridad; sin embargo, al llegar el trailer a las oficinas de moneda, previo desconectar las cámaras del cctv, Diazleal ordenó descargar la droga en las oficinas y desaparecer el tráiler (sic)”, se lee en la carta dirigida al Ejecutivo federal.

“Todo estuvo autorizado por (Gilberto) Higuera Bernal y supervisado por Omar Hamid García Harfusch. Ese es el nivel de corrupción e impunidad que reina hoy en nuestra institución(sic)”, añadieron.

En su denuncia, aseguran que Higuera Bernal es el “jefe de la mafia”, por ellos los ministerios públicos se deben alinear con él. El subjefe de esta “mafia” institucionalizada es García Harfusch, jefe de la Agencia de investigación Criminal y, por tanto, de la Policía Federal Ministerial.

“Creemos, señor Presidente Peña Nieto, que a la falta de cabeza en la institución, cada quien anda por la libre. Al señor Alberto Elías Beltrán nadie lo pela y no tiene la capacidad de conducir la Procuraduría, Felipe Muñoz e Israel Lira, subprocuradores de Delitos Federales y de Delincuencia Organizada respectivamente, tienen sus cotos de poder donde nadie puede meter la mano, mucho menos su antiguo subalterno Elias Beltrán, quien además, tiene fama de que le encanta el billete, por lo que no dudamos que toda esta podredumbre llegue hasta su puerta en forma de portafolios con dólares.

“Hacemos un llamado a que se solucione ya la discusión del nombramiento de Procurador o del Fiscal General y que se ponga orden de una vez con estos corruptazos que hoy tienen secuestrada a la Procuraduría General de la República.

“Señor Presidente, rogamos por su intervención. Haga algo. Todo esto que está pasando es en detrimento de la ciudadanía (sic)”, plasma el envío.

Con evidentes faltas de ortografía, los policías ministeriales advierten que votarán por Andrés López Obrador en la elección presidencial de 2018, debido a su condición “deplorable”.

La carta finaliza así:

“Omito mi nombre por seguridad, pero soy Suboficial de la Policía Federal Ministerial, fui AFI y Policía Judicial Federal, con 23 años de servicio en la institución, soy un sobreviviente de las purgas y limpias que han habido a lo largo de la historia, pero con todo lo que he visto, nunca antes había presenciado este nivel de saqueo e impunidad.

Suscribo estas líneas en representación de un grupo importante de policías federales ministeriales de PGR”.

Comentarios